La disciplina justa en los niños

La disciplina justa en los niños
La disciplina de nuestros hijos se debe enfocar en educarlos para ayudarlos a convertirse en adultos emocionalmente estables, seguros de sí mismo y con buenos modales en el futuro. /Archivo
Foto: archivo

Es muy importante saber que el ser buenos padres no es dejar que nuestros hijos hagan lo que ellos quieran. También es importante saber que estamos en una época muy diferente a la época en que nosotros crecimos en nuestra niñez. He visto en los años que tengo de trabajar con muchos padres latinos lo difícil que se les hace corregir a sus hijos en una cultura distinta a la nativa de nuestros países. Pero tenemos que ver la disciplina como un método que se utiliza para ayudar a nuestros niños a aprender a comportarse de manera apropiada utilizando una variedad de estrategias las cuales dependen de la edad de sus hijos/as.

A continuación, les enseñaré una lista de estrategias a seguir para logara que sus hijos se comporten debidamente en cualquier situación o lugar.

⦁ Ante todo, lo más importante es tener una relación de respeto y amor entre usted y su hijo/a.

⦁ Corregir a su hijo/a inmediatamente se comporte de una manera inapropiada.

⦁ Debe saber elegir el método correcto, buscando un balance , pues si usa un método muy débil el hijo/a se siente confundido y si es muy duro puede hacer que su hijo/a si sienta muy intimidado y producir problemas con autoestima y lo que buscamos es una disciplina justa con respeto y que concluya en buena conducta.

⦁ Los padres deben de ponerse de acuerdo en tener reglas familiares en común para no dar mensajes mixtos a sus hijos/as. Estas reglas pueden ser y no limitadas a  siempre dirigirse con respeto unos a otros y que  todos deben de ayudar en los quehaceres del hogar.

⦁ Cuando corrija a sus hijos explicarle con claridad qué tipo de comportamiento es el aceptable.

⦁ Déjele saber a sus hijos/as cuando se comportan adecuadamente y recompensarlos de vez en cuando.

⦁ Acuérdense que los padres son los modelos a seguir de sus hijos/as. Ellos están muy atentos a como ustedes reaccionan a diferentes situaciones. Si ustedes actúan con respeto y amor a cualquier situación ellos lo harán cuando se les presente la misma situación.

⦁ Y por último sean persistentes en el método de disciplina que ha elegido. Acuérdense que el niño les gusta probar a los padres a ver si encuentran debilidad en nosotros.

La disciplina de nuestros hijos se debe enfocar en educarlos para ayudarlos a convertirse en adultos emocionalmente estables, seguros de sí mismo y con buenos modales en el futuro.

-La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx