La candente historia sobre Trump que costó $30,000 dólares

El portero de una torre cerca de la Naciones Unidas es la clave
La candente historia sobre Trump que costó $30,000 dólares
Ponen sobre la mesa otra historia sobre Trump.
Foto: Thomas Peter - Pool/Getty Images

Antes de pagarle a la exmodelo de Playboy, Karen McDougal, $150,000 por contar su relación con el ahora presidente Donald Trump, la compañía dueña del National Enquirer desembolsó $30,000 dólares al exportero de la Trump World Tower en Manhattan por información.

El inmueble se ubica cerca de las Naciones Unidas y, según Associated Press, y ahí laboraba Dino Sajudin, quien firmó el acuerdo a cambio de información de todo lo que escuchaba o veía sobre Trump.

La agencia obtuvo la información a través de la revisión de un contrato confidencial y entrevistas con docenas de empleados actuales y anteriores de Enquirer y su empresa matriz, American Media Inc.

Sajudin prometió ceder los derechos “a perpetuidad” sobre la vida sexual del presidente Trump, incluida la historia de que tuvo un hijo con una empleada de la Trump World Tower. Si contaba los detalles a alguien más, el exportero sería penalizado con $1 millón de dólares.

Michel Cohen, el abogado del presidente, cuyas oficinas fueron registradas el lunes por el FBI, le confirmó a AP que Sajudin tenía información, pero desconocía que la revista le había pagado para la exclusiva, además de afirmar que se acercó al tema como “portavoz” del mandatario.

Los investigadores federales buscaron comunicaciones entre Cohen, el director ejecutivo de American Media y el principal editor del Enquirer, informó el New York Times, como parte de la teoría de que la revista y el abogado han encubierto las acciones del mandatario.

El miércoles, una publicación hermana de Enquirer, RadarOnline, publicó detalles del pago y el rumor de que Sajudin estaba vendiendo la información, la cual calificó de falsa.

La compañía liberó a Sajudin de su contrato después de las elecciones de 2016, luego de que el Wall Street Journal revelara la relación entre McDougal y Trump.

Dylan Howard, el principal editor del Enquirer y un ejecutivo de AMI, dijo que pagó al exportero para asegurar su cooperación en la historia exclusiva, ya que, de ser cierta, habría vendido “cientos de miles” de revistas.