Angustia entre víctimas de Huracán María que perderán ayuda de FEMA desde el sábado

Más de 100 familias boricuas en hoteles y hogares en Nueva York temen quedarse desamparadas tras anuncio del Gobierno Federal de no pagar más por su alojamiento, desde el 21 de abril
Angustia entre víctimas de Huracán María que perderán ayuda de FEMA desde el sábado
Familias boricuas temen quedarse desamparadas tras anuncio de FEMA que no va a pagar sus hoteles desde el 21 de abril
Foto: El Diario

En septiembre pasado Yoselín Quiñones y su familia lo perdieron todo, tras el paso del Huracán María por Puerto Rico, que dejó a miles de personas damnificadas, y llevó a muchos boricuas a correr hacia Nueva York a buscar refugio. Y aunque desde entonces la enfermera, de 28 años, su hija de 9 años y su madre, quien padece cáncer, viven en un cuarto de hotel en Whitestone, Queens, pagado por el Gobierno Federal, ahora están ante el panorama de un “huracán peor”. Otras ocho familias viven la misma incertidumbre en ese hotel, con siete menores y un adulto mayor con Alzheimer.

FEMA, la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, que estaba pagando por su alojamiento, le anunció a ella y a unas 100 familias de la Gran Manzana, que este sábado tendrán que irse de los hoteles donde se han refugiado, porque el Programa de Asistencia de Albergue Transitorio ya no pagará más por su estadía.

“Dios mío, yo por lo menos ya sé que con más de 166 familias con las que nos hemos reunido nos vamos a quedar en la calle en seis días y esa injusticia nos tiene desesperados, angustiados, porque vamos a terminar siendo homeless”, comentó la boricua quien, entre lágrimas, criticó a FEMA por su decisión de un día para otro. “Ayer había llamado y nos habían dicho que nos daban hasta el 14 de mayo y en el front desk me acaba de decir que el sábado tenemos que irnos, esto es terrible y conozco familias que están peor, pues tienen niños recién nacidos”.

La madre asegura que el Gobierno Federal insiste en que ella no califica para más ayuda luego de que le dieran un depósito de $1,106 para alquilar un apartamento de dos cuartos, cantidad que le resulta insuficiente para tomar un inmueble.

“Nadie consigue en Nueva York un departamento de ese precio para mudarse. No da ni para los tres meses que piden de inicial… no sé qué va a ser de mí y todas estas familias que estamos en las mismas… nos vamos a quedar en la calle”, agregó la mujer, quien ha tenido cinco ataques de pánico y fue diagnosticada con depresión y trastorno de ansiedad por toda esta situación.

La puertorriqueña advirtió que ha documentado con FEMA que no puede regresar a su casa en Juncos, Puerto Rico, porque fue declarada inhabitable y al menos espera que el Gobierno Federal cumpla la promesa inicial que dio de ayudarlos hasta junio de este año. “Yo he estado trabajando como cuidadora de personas mayores, pero uno con un salario de apenas 389 dólares semanales no puede ahorrar para podernos mudar”, advirtió.

Asimismo Sonia Velásquez, de la organización YNCA, quien ha trabajado ayudando a los afectados, lamentó que FEMA haya puesto a estas familias damnificada en medio de tanto estrés y agonía.

“A varias familias les dijeron apenas ayer que había un error y que no hay extensión, eso es un juego y no es justo que jueguen así con esta gente que está desesperada y asustada. La depresión es tan fuerte que tengo el caso de familias que están pensando hasta en entregar a sus niños”, dijo la activista, quien se mostró confiada en que el frente de lucha que han hecho varias organizaciones, la Defensoría del Pueblo y oficiales electos, conmueva a FEMA.

“Vamos a seguir peleando en estos cinco días y ver lo que podemos lograr de aquí al viernes, porque tenemos muchos líderes como el gobernador y el alcalde que están presionando”, agregó la organizadora.

La defensora del pueblo, Letitia James, quien ha organizado varios foros en la ciudad para brindar a los boricuas afectados información y apoyo sobre acceso a refugios y recursos básicos, criticó a la Administración federal por su proceder y su falta de acción.

“Es inaceptable que el Gobierno Federal continúe dejando a los evacuados del huracán María en la oscuridad“, aseguró la funcionaria. “A medida que se va agotando el apoyo de FEMA, estamos redoblando nuestros esfuerzos para encontrarles vivienda y asistencia”.

Yoselín Quiñones asegura que si FEMA no extiende el plazo de estancia ella y su familia van a quedar en la calle

El alcalde Bill De Blasio, por su parte, reiteró que Nueva York apoyará a las familias damnificadas y envió una carta al jefe de FEMA, William Long, en la que pidió que se extienda el plazo de ayuda más allá del 14 de mayo.

“La extensión del Programa de Asistencia de Albergue Transitorio es crucial para asegurar que las personas evacuadas tengan un sitio seguro y estable donde quedarse mientras esperan que regrese la electricidad y trabajan para reconstruir sus casas en Puerto Rico”, recalcó el mandatario local.

En Nueva York hay 2,100 familias registradas en el Centro de Servicios de Alivio del Huracán, creado por la Ciudad tras el fenómeno climático en Puerto Rico.

FEMA no se pronunció sobre los casos específicos, pero esa agencia advierte que “los sobrevivientes del Huracán María tienen el derecho de apelar la decisión sobre asistencia federal”.

Dónde pedir ayuda