Candidato al Congreso de Estados Unidos convoca a “patriotas y Minutemen” a vigilar la frontera

Tim Donnelly pretende revivir las milicias vigilantes que, en cantidad de miles, patrullaron la frontera y obtuvieron mucha atención mediática en 2005 pero luego se dividieron y desbandaron y algunos de sus líderes terminaron encarcelados por delitos violentos.

Candidato al Congreso de Estados Unidos convoca a “patriotas y Minutemen” a vigilar la frontera
Miembros del “Minutemen Project” vigilan la frontera entre Sonora y Arizona, la cual es dividida por alambre de púas. Esto ocurrió en 2005.
Foto: Ciro César / La Opinión

Tim Donnelly, un ultra conservador candidato al congreso en San Bernardino, California hizo este martes un llamado a milicias anti inmigrantes a realizar un esfuerzo simbólico en la frontera el próximo 5 de mayo.

Donnelly, un otrora candidato del “tea party” y auto designado “líder Minuteman”, aparentemente quiere revivir el movimiento que hace exactamente trece años, capturó la atención del país al enviar miles de voluntarios a “patrullar” la frontera para detener la inmigración indocumentada.

En un comunicado de su campaña, Donnelly hizo un llamado a reactivar las controversiales milicias, luego que el gobernador de California Jerry Brown decidió no mandar Guardias Nacionales a la frontera mientras su misión esté relacionada al tema migratorio.

“Ya que el ilegal gobernador Brown ha decidido ponerse  de parte de los criminales e ignorar el llamado del presidente Trump para mandar tropas a la frontera -arriesgando a nuestras comunidades”, el pueblo debe resistir esta tiranía”, dijo Connelly.

El candidato republicano al Congreso por el distrito 8, ocupado por el republicano Paul Cook, hizo un llamado ” a todos los Minutemen y grupos patriotas a venir en ayuda de su país y hacer el trabajo que el irresponsable gobernador Brown se ha negado a hacer”.

La convocatoria es para el próximo 5 de mayo -un día de fiesta por la Batalla de Puebla en México que se celebra simbólicamente en Estados Unidos- y supuestamente pretende convocar a simpatizantes del movimiento anti inmigrante en el pueblo de Boulevard, California.

Pero en vez de convocar a milicias para colocarse por una larga temporada en la frontera “para ayudar a la Patrulla Fronteriza”, Donnely planea solo una movilización de fin de semana, para enviar un mensaje al gobernador Brown.

“Que sepan los carteles y criminales que desean penetrar la frontera que desde las 9 de la mañana del sábado 5 de mayo hasta las 9 de la mañana del 6 de mayo, la frontera estará segura”, señaló en el comunicado.

No obstante su auto definición de “Líder minuteman”, Donnelly no estuvo entre los líderes destacados del movimiento de vigilantes, que fue rechazado por el liderazgo de ambos partidos pero luego obtuvo la simpatía de algunos políticos como Arnold Schwarzenegger, cuando era candidato a gobernador de California.

La intensa cobertura mediática que el movimiento obtuvo en 2005, impulsada por el sentimiento anti inmigrante que siguió a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, tuvo su efecto en la política nacional y terminó con el envío temporal de guardias nacionales a la frontera por parte de George W. Bush.

Donelly, por otra parte, ha perdido más elecciones que las que ha ganado, aunque sirvió como asambleísta de California entre los años 2010 y 2014, para luego presentar su candidatura a gobernador, que perdió en 2014.

Por su parte, el movimiento de Minuteman y algunos de sus líderes de entonces se dan el crédito por el movimiento anti inmigrante que siguió a su formación e incluso por el fenómeno que eligió a Donald Trump.

Recientemente, Jim Gilcrist ex lider de una facción Minuteman, dijo en una entrevista con Vice que su movimiento fue responsable de elevar el tema de inmigración a un lugar prominente de la política estadounidense.

En realidad, el movimiento Minuteman terminó disuelto y dividido, y al menos dos de sus líderes fueron encarcelados por diversas razones. Por ejemplo, Chris Simcox, fundador con Gilcrist del movimiento inicial, fue encarcelado en 2013 por abuso sexual contra tres niñas, incluyendo su propia hija y Shawna Forde, líder Minutemen de Arizona fue condenada a muerte por el asesinato de Brisenia Flores, de 9 años y su papá Raúl, en un trailer cercano a la frontera en 2009.

También hubo múltiples alegaciones de fraude contra líderes Minuteman por fondos enviados por ciudadanos para “construir un muro en la frontera” que nunca se realizó.