Chivas arde en el frío de Toronto y pega primero en la final de Concachampions

El Rebaño le propina una fría vuelta a la realidad al campeón de la MLS

El BMO Field de Toronto lució como un congelador la tarde del martes para el primer episodio de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf entre el Guadalajara y el Toronto FC.

Una jugada por derecha apenas pasado el primer minuto dio a Rodolfo Pizarro la oportunidad de mecer las redes. Un gol de vestidor que abrió el partido con unas Chivas incisivas sobre un Toronto FC que esperó y que no tardó en lograr el empate al 17’ por conducto de Jonathan Osorio, quien sacudió las redes del arco de Miguel Jiménez al cerrar la pinza de un centro de Auro Jr. habilitado por Jozy Altidore en la banda derecha.

Toronto comenzó a encontrar huecos para hacer su futbol y tuvo algunas oportunidades para poder irse arriba en el marcador, como un jugadón colectivo al 32’ que definió Altidore tras una combinación de pases dentro del área rojiblanca que presagiaba gol, sin embargo el portero Jiménez les dijo no.

Giovinco se perdió nuevamente la oportunidad de irse con la ventaja al entretiempo al estrellar en la humanidad de Jiménez un balón que le dio con mucha ventaja Altidore.

Ya en el complemento el arquero de Toronto Alexander Bono le quitó una grande a Pineda al 53’ quien envió a su arco un zapatazo raso de derecha que llevaba sello de gol.

Fue el Rebaño el que dio el golpe definitivo para salir avante del BMO Field con un verdadero golazo al 71’ de Alan Pulido. Un tiro libre desde la derecha que se incrustó en el ángulo izquierdo de la portería de Bono, quien esperaba como toda su defensa un centro.

Toronto se lanzó con todo a intentar empatar y al 78 Chivas se salvó tras una llegada en la que Giovinco fue sembrando de defensas el área del Rebaño.

Al final la defensa rojiblanca aguantó y condicionó a Toronto a anotarle dos goles en el estadio Akron en la vuelta si quiere quedarse con la copa.