Modelo quiso cambiar el color de sus ojos y arruinó su vida

Nadinne Bruna es una modelo argentina que vive una verdadera pesadilla por culpa de un capricho que va contra la naturaleza
Modelo quiso cambiar el color de sus ojos y arruinó su vida
Jamás se imaginó que su máximo deseo le arruinaría la vida.
Foto: Instagram

Nadinne Bruna es una modelo profesional argentina y que desde hace ya varios años radica en Miami. La mujer ha compartido en su cuenta de Instagram la pesadilla que vive tras someterse a una cirugía para cambiar el color de sus ojos.

Resulta ser que Nadinne no quería que sus pupilas siguieran luciendo de color marrón, pues quería lucir una mirada de color gris, algo que sí pudo concretar pero que le ha traído diversos efectos secundarios adversos.

View this post on Instagram

Naturally Beautiful…

A post shared by NADINNE BRUNA (@nadinne.bruna.model) on

Resulta ser que en un video que subió a su cuenta de Instagram, la modelo narra que tristemente, a sus 32 años, dicha cirugía le ha dejado una visión similar a la de una persona de 90. Los implantes de silicona que le fueron puestos en los ojos en una clínica en Bogotá, Colombia, por $3,000 dólares, (ya que dicho procedimiento está prohibido en Estados Unidos) le provocaron muchos dolores y posteriormente, le fue diagnosticado glaucoma.

Toda esta situación le ha traído como consecuencia varios problemas en su carrera, lo que le llevó a sufrir una profunda depresión.

View this post on Instagram

Im Unique. Im not interested in compete with no one. My complete energy is focused in be better than yesterday and reach the best version of “myself”✨🌈🌈🌈 #progress #evolution #illumination #ThePowerIsWithinYou! #HighVibes #PureEnergy

A post shared by NADINNE BRUNA (@nadinne.bruna.model) on

“Fui tan ingenua. Antes de esta cirugía mis ojos estaban completamente sanos. Estaban en buenas condiciones. Desde entonces, tengo una visión borrosa. Durante casi un año, mis ojos estuvieron rojos y me picaban. Mis pupilas no se pueden adaptar a la luz más, así que ahora soy fotosensible. Esta operación arruinó mi vida. Mis daños en la vista son permanentes y necesito hacerme un trasplante de cornea porque también tengo cataratas”, comentó en una entrevista al Daily Mail.

Desde 2017, Nadinne se puso en manos de especialistas en EEUU, quienes ya le extrajeron los implantes; sin embargo, esto no ha sido la solución y ahora deberá lidiar con dicho padecimiento lo que le reste de vida.

“Esta experiencia me ha hecho crecer como persona y darme cuenta que eso es más importante que la superficialidad. Toda mi energía está concentrada en ser mejor que ayer y buscar la mejor versión de mi misma. El mes que viene me volveré a operar para reducir mis senos porque perdí mucho peso durante este año y es algo que necesito hacer”, escribió Nadinne en su video.