La viuda de militante de ISIS que añora a Estados Unidos y comer en McDonald’s

La historia de amor que comenzó en Indiana terminó en pesadilla en Siria para Samantha Sally

Una estadounidense viuda de un militante de ISIS sueña con tener una vida normal y comer en Mc Donald’s junto a sus cuatro hijos.

Samantha Sally, de 32 años, está detenida en una prisión kurda luego que ISIS fuera expulsado de Raqqa en Siria. Su esposo Moussa El Hassani, de ascendencia marroquí, murió en 2017 durante un bombardeo con drones.

Sally contó su historia al programa Frontline de CNN. La pareja se conoció en Indiana. Allí vivían junto Matthew, el hijo que tuvo con su exposo, un soldado de Estados Unidos, y Sarah, hija de la pareja. En 2015 comenzaron a planear una nueva vida en Marruecos, pero terminaron en la frontera de Siria y Turquía ya que Elhassani se había radicalizado. Sally prefirió no escapar por temor a que ISIS esclavizara a su hija.

Samantha Sally y Moussa El Hassani. Facebook

La mujer cuenta que llegó a tener dos esclavas yazidíes, que eran violadas por su esposo. Sin embargo, Sally cree que lo mejor que le pudo pasar a las jóvenes era vivir con ella.

“En otra situación las hubieran amarrado a una cama y las hubieran alimentado con té. Cocinábamos juntas, limpiábamos juntas, tomábamos café juntas. Era como su madre”, dijo Samantha.

En Siria tuvo dos hijos con Elhassani. Su hijo Matthew  es conocido porque apareció en un video propagandístico de ISIS. 

Matthew, el hijo de Samantha Sally. Captura.

La mujer espera que el gobierno de Estados Unidos resuelva su situación.

“Haré lo que sea para llevar a mis hijos a donde pertenecen”, dijo Sally a CNN. “Si tengo que pagar 15 años de prisión es mejor que cualquier cosa aquí. Con mis hijos hablamos de comer en Mc Donald’s, queremos una vida normal”.

Sally describió a ISIS como una banda criminal conformada por drogadictos.