Los ofensivos apodos de Trump para el fiscal Jeff Sessions y el subprocurador Rosenstein

El mandatario de EEUU tiene una afición por poner sobrebombres a colaboradores, pero él lo niega
Los ofensivos apodos de Trump para el fiscal Jeff Sessions y el subprocurador Rosenstein
El fiscal general Jeff Sessions y el subprocurador Rob Rosenstein.
Foto: Getty Images / Editorial

El presidente Donald Trump, conocido por ponerle apodo a sus enemigos políticos y a colaboradores, niega que haya nombrado al fiscal general Jeff Sessions “Mr. Magoo”.

También que se refiera al subprocurador Rod Rosenstein como “Mr. Peepers”.

En febrero, un informe del Washington Post indicó que el mandatario se refiere a Sessions al personaje inventado por el animador John Hubley en 1949.

El personaje es un hombre bajo, calvo y viejo, concebido originalmente como una parodia de los derechistas, pero finalmente se hizo más conocido por su poca visión y obstinación.

“The Washington Post dijo que me refiero a Jeff Sessions como ‘Mr. Magoo’ y a Rod Rosenstein como ‘Mr. Peepers’, tuiteó el presidente Trump. “Esto ‘de acuerdo con las personas con quienes el presidente ha hablado.’ No hay tales personas y no conozco a estos personajes … ¡más noticias falsas y repugnantes para crear mala voluntad!”.

Sin embargo, la afición del presidente Trump de colocar apodos quedó en evidencia nuevamente esta mañana, cuando se refirió al presentador Chuck Todd, de NBC, como “Ojos dormilones”, tras un reporte sobre Corea del Norte y las negociaciones de desnuclearización.

El periódico también informó que Trump llamó Rosenstein “Mr. Peepers”, pero no queda claro si se refiere al personaje de un show de TV de los años 50 o un personaje satírico con el mismo nombre de Saturday Night Live!.

El presidente Trump a menudo ha atacado al Post como un medio de “noticias falsas”, junto con otros periódicos importantes como The New York Times.

La negativa se produce en medio de informes de que Trump está considerando despedir a Rosenstein luego de la redada del FBI en la oficina del abogado personal de Trump, Michael Cohen.

Rosenstein personalmente firmó la redada, además de que fue quien nombró al fiscal especial Robert Mueller para dirigir la la investigación sobre la intervención de Rusia en las elecciones de EEUU en 2016.