No los “bad hombres”, sino los infractores de tráfico, son quienes más caen en las redes de ICE

Nuevas cifras sobre arrestos y deportaciones en los primeros meses de Trump revelan la verdad, que es diferente a la propaganda de ICE
No los “bad hombres”, sino los infractores de tráfico, son quienes más caen en las redes de ICE
Un contacto con la policía, una toma de huellas digitales y luego, ICE toca la puerta: esta es cada vez la forma más común de ser deportado
Foto: Captura YouTube

 Bajo la dirección de Donald Trump y sus equipos en las agencias migratorias, el mensaje diario es que los extranjeros arrestados en diversos operativos a lo largo del país son, en su inmensa mayoría, criminales y delincuentes violentos.

Por ejemplo, esta pasada semana, la Agencia de Inmigración y Aduanas anunció uno de sus operativos de “seguridad”, esta vez en Nueva Jersey, donde los agentes federales arrestaron a 60 extranjeros y listaron los delitos más graves cometidos por algunos de ellos.

En su comunicado del pasado lunes, ICE indicó que :

El operativo se centró en individuos ilegalmente presentes en los EE.UU. que habían sido condenados por actividad delictiva grave, entre ellos agresión sexual, abuso infantil, violencia doméstica y manejar un vehículo bajo la influencia (DUI)”

Las cifras, sin embargo, muestran que el gobierno de Trump está obteniendo resultados muy diferentes a los que destacan.  

En su afán por arrestar a más personas en el interior del país,  el mayor aumento en arrestos y deportaciones está en la categoría de “multa de tráfico”.  

Esto no incluye a personas convictas de manejar bajo la influencia de alcohol o drogas y por tanto, se trata de infracciones supuestamente cometidas al manejar o una parada de tráfico por parte de un policía local.

Así lo reveló el más reciente reporte de TRAC, un proyecto de la Universidad de Syracuse que obtiene y analiza datos de las agencias públicas, en este caso, los arrestos y deportaciones de inmigración.

En base a los datos, obtenidos por medio de la Ley FOIA por parte de TRAC -que generalmente se usa para obtener datos en manos del gobierno que este no ha entregado voluntariamente– están las siguientes conclusiones:

1. Las paradas de tráfico son número uno en arrestos y deportaciones

El presidente se ha jactado de que su gobierno “por fin” está enfocando a las autoridades migratorias en deportar a los inmigrantes violentos.

Pero al eliminar las prioridades de arresto que existían bajo el gobierno de Obama, actualmente ICE no tiene más objetivo que arrestar y deportar a todo el que pueda.

Con cada operativo de ICE, sus comunicados de prensa enfatizan los casos de delitos violentos, pero no dan un desglose de cuántos delincuentes violentos son arrestados. Usualmente, ICE solo proporciona una lista de delitos supuestamente cometidos por el grupo arrestado.

Las cifran dicen la historia completa.

Según el reporte de TRAC:

Comparando el período de febrero a octubre de 2017 con el año calendario 2016, ninguno de los delitos con la mayor tasa de aumento en las expulsiones involucró delitos graves.

2. Las deportaciones de delincuentes convictos que más han aumentado, son las de los delitos menos graves y no violentos

Las 10 principales categorías de delitos en que las deportaciones de Comunidades Seguras crecieron más rápido desde que el Presidente Trump asumió el cargo fueron delitos menores.

Los arrestos que más crecieron fueron los realizados en paradas de tráfico o multas de tráfico. La cantidad de deportados, cuyo delito más serio fue una infracción de tráfico, aumentó de 1323 personas en el año 2016 a 2364 en los nueve meses después que Trump subió a la presidencia.

La segunda categoría que se aceleró fue la de personas arrestadas por delitos “de desorden público” que puede incluir desde intoxicación en público hasta prostitución, el tercero fue conducta desordenada y así sucesivamente, entre los diez tipos de delitos más “deportados”, no están ninguno de los más graves ni violentos.

Datos de los diez delitos más comunes que llevaron a más deportaciones con ICE durante los primeros meses de Trump (TRAC)

3. El gobierno de Trump no ha aumentado las deportaciones en general pero sí los arrestos de inmigrantes en el interior del país.

El mayor aumento en arrestos y deportaciones se dio en el interior del país, una categoría que había bajado durante los últimos años del gobierno de Obama cuando substituyó a Comunidades Seguras con el programa PEP, para asegurar la mayor prioridad en criminales violentos.

Durante los primeros 9 meses del gobierno de Trump y al regresar a la práctica de Comunidades Seguras,   las deportaciones del interior del país -no de la frontera- aumentaron en un 70% con respecto a 2016.

Sin embargo, Comunidades Seguras -que generalmente está relacionado a colaboración con policías locales- no fue necesariamente el principal vehículo. Estos arrestos aumentaron sólo en un 18.4%.

Entretanto, las deportaciones mensuales están estabilizadas en unas 6200, una cifra similar a los últimos años de Obama.

4. En puras cifras, Trump aún no supera al “deportador en jefe” Obama

Por toda su agresividad y su cambio de prioridades, Donald Trump aún no ha podido superar al gobierno de Barack Obama y su record anual en deportaciones. Si bien Obama desarticuló programas como Comunidades Seguras en sus últimos años, su uso agresivo de esta y otras herramientas hizo que rompiera records en deportación.

Trump ha cambiado el énfasis de las autoridades migratorias y, ahora que hay menos gente que nunca cruzando la frontera, su enfoque está en el interior del país, donde viven los inmigrantes ya establecidos por largo tiempo.

No obstante, las cifras indican que, bajo Trump, los arrestos y deportaciones han vuelto y tienden a aumentar y probablemente puedan llegar a superar a los años de Obama

5. Los deportaciones iniciadas por gobierno de Trump involucran menos delitos que nunca

Solo una pequeña proporción de los nuevos casos en los Tribunales de Inmigración que buscan deportar a no ciudadanos se han basado en presunta actividad delictiva. Las tendencias en el porcentaje que involucra cargos criminales por año fiscal en las últimas dos décadas se muestran abajo. Esto incluye hasta marzo de este año, es decir, el mes pasado.

Los cargos son, en su mayoría, acusaciones de inmigración y muy pocos delitos.