Acusan a guardia latino de abusar de mujeres en prisión en Brooklyn

Es uno de tres guardias hispanos despedidos por agredir sexualmente a las presas

Centro de Detención Metropolitano (MDC), Brooklyn, NYC.
Centro de Detención Metropolitano (MDC), Brooklyn, NYC.
Foto: GOOGLE MAPS

“Eugenio Pérez usó su posición y poder como oficial de prisiones para abusar sexualmente de cinco prisioneras que estaban bajo su cuidado“, afirmó el martes la fiscal Nadia Shihata al comienzo del juicio contra el ex funcionario del Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn.

Una de las mujeres miembros del jurado cubría su boca mientras la fiscal Shihata hablaba en la exótica jornada, en la que la fiscalía sacó a relucir que el pene exageradamente grande de Pérez ayudó a que fuese reconocido como un agresor en esa cárcel federal de Sunset Park.

Se le acusa de haber obligado a las prisioneras a practicarle sexo oral. Una de las víctimas testificó anónimamente en la corte que los genitales de Pérez no se pueden confundir pues son “enormes” y tienen un olor muy desagradable, detalló New York Post.

La mujer, que ya salió libre tras una condena por drogas, dijo que Pérez se le había acercado y que ella al principio había aceptado sus besos y caricias porque se sentía sola. “Cuando estás en la cárcel te sientes muerto”, dijo llorando. Luego agregó que se arrepintió cuando él quiso obligarla a practicarle sexo oral. 

Según la fiscalía, Pérez se las ingeniaba para enviar a las prisioneras a limpiar el segundo piso de la cárcel, donde se masturbaba y exigía sexo oral.

Pérez fue uno de los tres guardias de esa prisión acusados en mayo pasado de tener un harem dentro de la cárcel. Todos son latinos.

Su colega Carlos Richard Martínez fue declarado culpable en enero de violar a una reclusa y ahora enfrenta cadena perpetua.

Antes, en noviembre, el guardia Armando Moronta se declaró culpable de abusar sexualmente de presas y contrabandear drogas en las instalaciones. Se enfrenta a 95 años tras las rejas y una multa de $1 millón de dólares.