El más humilde en la cocina

Hay que a celebrar al huevo durante el #EggDay, porque de verdad se lo merece 
El más humilde en la cocina
 Los brown eggs son más caros porque la gallina es generalmente más grande y necesita más comida./Shutterstock

El ingrediente más humilde en la cocina está de fiesta esta semana: el huevo.  Así que a celebrar el #EggDay como se merece.  

Lo invitamos siempre al desayuno, pero invitarlo al almuerzo o la cena es también una buena idea.  Recuerdo que en Easter, cuando era chica, mis padres me regalaban pollitos y gallinitas y luego me tocaba alimentarlos en casa de mis abuelos.

 De ahí, venían los sabrosos huevos que comíamos, hasta que un día, mis abuelos me decían que mis gallos y gallinas habían escapado y simultáneamente, mis abuelos hacían una fiesta familiar para hacer un gran arroz con pollo o pollo guisado.  

Todavía recuerdo esos huevos, tenían un olor intenso y su color naranja, casi rojo era alucinante, no como los que vemos ahora pálidos y desabridos en muchos supermercados.

El color del cascarón de un huevo está determinado por la raza de la gallina.  Los brown eggs son más caros porque la gallina es generalmente más grande y necesita más comida.  Pero el color de la yema, depende de la salud, vida y alimentación de las gallinas. Por eso a la hora de comprarlos hay que saber seleccionar y no por el precio.

 Apoya las granjas locales que venden sus huevos en los hoy llamados Farmers Market o busca etiquetas que hablen de free range y de la alimentación de las gallinas.  Para saborear un buen huevo, la gallina tiene que haber sido criada en “libertad” y haber comido de todo lo que la naturaleza ofrece, desde plantas y vegetales, hasta insectos.  A medida que el color aumenta, así mismo pasa con la cantidad de antioxidantes, sabor y su valor nutricional es mayor.

La grasa del huevo es buena, muchas de mis mañanas empiezan con uno o dos huevos y en ocasiones hasta fritos en aceite de oliva y servidos con una lasca de aguacate por el lado.  Cuando compras y consumes producto fresco y de calidad, comer se convierte en un placer al que llamo medicina, lujo, energía y bendición.

Están repletos de antioxidantes que benefician y protegen tanto a nuestra sangre como al corazón y nos carga de magnesio, vitamina A y B12, ácido fólico y biotina.

Recuerda nunca consumir un huevo roto y siempre revisar la fecha de expiración. Y a comer más huevos que ¡no muerden!.

Doreen Colondres es nuestra celebrity chef.  Latina, viajera incansable, graduada y certificada en cocina y vinos. Síguela en las redes @Doreen Colondres y para más recetas visita su web www.LaCocinaNoMuerde.com y www.TheKitchenDoesntBite.com o adquiere su libro en Amazon o Itunes.