ICE dispara el número de órdenes de detención en el tercer estado con más indocumentados en EEUU

Aumentó el 57% los "detainers" de ICE en Texas desde que Trump llegó al poder
ICE dispara el número de órdenes de detención en el tercer estado con más indocumentados en EEUU
Ordenes de detenciones aumentó a nivel nacional en un 89% y en Texas en un 57% desde que Trump llegó al poder
Foto: ICE

Nuevas cifras establecen que el uso de órdenes de detenciones de inmigración por parte de ICE ha aumentado en Texas radicalmente desde que el presidente Donald Trump asumió la presidencia.

Según datos publicados por el centro de investigación TRAC de la Universidad de Syracuse los “detainers” que piden a cárceles locales retener a inmigrantes durante 48 horas adicionales para que puedan ser transferidos a ICE se ha disparado en Texas, el tercer estado con mayor número de indocumentados en EEUU, según datos del Pew Research Center.

Gracias a la prohibición de las “ciudades santuario” en Texas, las cárceles en todo el estado se ven obligadas a cumplir con la creciente afluencia de este tipo de solicitudes las cuales en el pasado fueron voluntarias.

No obstante a partir del año pasado ICE comenzó a retener información sobre la efectividad de dichas detenciones, mientras que lucha contra TRAC en los tribunales para continuar reteniendo dicha información.

En el pasado, ICE publicaba estadísticas sobre la frecuencia con que sus agentes realizaban el seguimiento de las órdenes de detencion y de los inmigrantes que recogían en las cárceles, reportó el Texas Observer.

Según el informe de TRAC, ICE no actuó con regularidad en sus órdenes de detenciones, dejando a inmigrantes encerrados por tiempo extra aumentado el costo de las cárceles locales por mantener a estas personas tras las rejas.

En el periodo analizado por la universidad de Syracruse que va desde que Trump ganó las elecciones presidenciales hasta noviembre de 2017, el uso de las órdenes de detenciones aumentó a nivel nacional en un 89% y en Texas en un 57%.

La preocupación es que la reticencia de ICE de revelar dichas estadicisticas hace dificil saber la efectividad de los “detainers”  para saber cuantos reclusos fueron aprehdidos por ICE y/o deportados posteriormente.