Su Aramayo, la espectacular argentina que roba suspiros en el fitness

Transformó su vida gracias al deporte
Su Aramayo, la espectacular argentina que roba suspiros en el fitness
Su Aramayo, campeona de bikini fitness.
Foto: Cortesía, Cuaima Team

La multicampeona de bikini fitness, Su Aramayo, está encendiendo las redes sociales con su escultural cuerpo y de paso ha desmitificado a la disciplina, sobre los señalamientos de que es poco femenina.

Con impresionantes medidas – 90, 62, 98 -, Aramayo es una de las nacientes estrellas del deporte que cada vez inspira a más mujeres a llevar un estilo de vida saludable.

Foto: Cortesía Cuaima Team

“Arranqué al cumplir 30, nunca había hecho nada por mi cuerpo, me había dedicado a estudiar y a trabajar, venía con el autoestima muy bajo y sentí que era hora de tomar acción, hacerme un tiempo de calidad para mí y amigarme con mi cuerpo, nunca imaginé que iba a llegar al nivel competitivo y mucho menos a un nivel profesional”, confesó a La Opinión la originaria de Tucumán, Argentina.

“Este deporte no solo cambió mi cuerpo, cambió mi forma de pensar, de manejar mi vida, me enseñó a creer en los sueños y que el poder para cumplirlos está en nuestra fe inquebrantable y nuestra voluntad. Nunca es tarde para soñar en grande”, agregó.

Integrante del Cuaima Team, Su mantiene un estricto régimen alimenticio y de ejercicio que le ha permitido ganar títulos internacionales en el exigente deporte.

Foto: Cortesía Cuaima Team

“La categoría bikini fitness se trata de mantener una línea femenina y atlética, sin hipertrofia muscular consumiendo productos naturales que no puedan afectar la feminidad. Genéticamente la mujer no tienen la misma predisposición del hombre para generar masa muscular, así que se trata de un trabajo comprometido, duro y constante y acompañado de una buena dieta”, explica la sensual sudamericana.

La belleza de Su es fiel testimonio de que cualquier mujer puede encontrar en el ejercicio un arma de superación y autoestima.

Foto: Cortesía Cuaima Team

“No sólo es un cambio físico beneficioso el que conseguimos, sino también psicológico. Es la mejor terapia para vernos mejor y fortalecer nuestra valoración personal porque nos hace sentir comprometidas con nosotras mismas”.

“Puedo decirles desde mi propia experiencia que nunca es tarde para arrancar, que no importan las condiciones actuales en las que se encuentren, no limiten sus sueños, son el único motor que hacen que lo irreal sea
posible. La clave está en mantenernos entusiasmadas con nuestras metas, sólo hay que tener los objetivos claros, el corazón fuerte y el cuerpo inquieto”, concluyó.