El humo de segunda mano y nuestros hijos

Ya está muy bien determinado que los adultos y jóvenes fumadores de cigarrillos están expuestos a presentar consecuencias muy negativas de salud producidas por el humo inhalado del cigarrillo. Pero es muy importante saber que nuestros niños también están siendo expuestos a esos humos que fuman las personas que están alrededor de ellos. El término médico usado para referirse al humo inhalado por nuestros niños es “el Humo de segunda mano” o “Humo de tabaco ambiental”.

Los riesgos asociados con la exposición de nuestros hijos/as al humo de segunda mano son los siguientes:

Riesgos de salud

  • Produce enfermedades del sistema respiratorios como:

– Asma
– Neumonía
– Laringitis
– Bronchiolitis

Si su hijo/a ya tiene asma, el humo de segunda mano puede empeorar sus síntomas, haciendo que necesiten medicamentos para el asma o que vayan al hospital con más frecuencia.

  • Infecciones de oídos
  • Pérdida de la audición
  • Problemas del desarrollo fetal
  • Síndrome de muerte súbita del lactante: donde el bebé muere durante el sueño sin ningún motivo
  • Hay estudios que están relacionando la exposición de segunda mano a problemas renales
  • Cánceres infantiles: Pulmonares
  • Problemas cardiacos
  • Cuando las madres embarazadas son expuestas a este humo de segunda mano son más susceptibles a:

– Su bebé nacer prematuro o demasiado temprano
– No crecer normal en el útero
– Nacer con un defecto

Riesgos sociales

  • Al aumentar las posibilidades de que los niños tengan los problemas de salud mencionados esto produce un aumento en la falta de participación escolar
  • Hemos encontrado relación entre la exposición al humo de segunda mano con bajo rendimiento escolar del niño
  • Estos niños están más expuestos a ser fumadores en la adultez

Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos:

Lo primordial es tratar de dejar de fumar de una vez y por todas preguntándole a su médico por ayuda. Hay mucha ayuda para ayudar a los adultos y jóvenes para dejar de fumar. En lo que trabajan en dejar de fumar podemos reducir la exposición al humo al tratar de seguir los siguientes pasos:

-No fumar cerca de su hijo/a

-No fumar dentro de la casa

-Si sale afuera de la casa a fumar quitarse la ropa antes de exponerse a su hijo y lavarse las manos antes de cargar a su hijo/a una vez entre a la casa.

-La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx