Cubanas ‘Damas de Blanco’ logran viajar a Nueva York para recibir premio Milton Friedman

A la líder Berta Soler no le permitieron venir, argumentando que se encontraba “regulada”

Cubanas ‘Damas de Blanco’ logran viajar a Nueva York para recibir premio Milton Friedman
El presidente del Cato Institute, Peter N. Goettler, entregó el galardón
Foto: Cato Institute

Las disidentes “Damas de Blanco” de Cuba recibieron en Nueva York el “Premio Milton Friedman para el Avance de la Libertad” 2018, un galardón bienal de $250 mil dólares otorgado por el Cato Institute a un grupo o individuo que haya hecho una contribución significativa para avanzar en la libertad de la humanidad.

Las famosas Damas de Blanco tienen un mensaje simple: “los presos políticos de Cuba son nuestros hijos, nuestros hermanos y nuestros maridos. No deben ser olvidados”.

En la ceremonia de premiación, la líder opositora Rosa María Payá, hija del asesinado disidente Oswaldo Payá, hizo la introducción a las Damas de Blanco que pudieron asistir a Nueva York: Blanca Reyes, Dolia Leal y Lourdes Esquivel.

Según Payá, el régimen cubano impidió “por cobardía” que varias Damas de Blanco viajaran a recibir el premio, incluida su líder actual Berta Soler, argumentando que se encontraban “reguladas”.

El grupo “le ha devuelto la esperanza a muchos”, afirmó Payá en su discurso el 17 de mayo en Manhattan.

Reyes manifestó que el galardón “tiene un prestigio y una fuerza moral de rango internacional, que de repente pasa a respaldar una labor que se realiza con humildad bajo la más brutal represión, casi sin reporte de prensa, sin protagonismo circense, con una vocación de entrega y de firmeza sólo comprable al empeño de ver libres a los prisioneros, libre la patria, y hecho realidad el progreso y las trasformaciones positivas de la nación”.

En un mensaje enviado grabado desde Cuba, Soler afirmó que “este reconocimiento significa solidaridad con las víctimas y a la vez nuestro compromiso de no apartarnos de la palabra empeñada con los que hoy están tras las rejas en Cuba por levantarse en busca de la libertad y un futuro mejor para todos los cubanos”. Agregó que el galardón “se lo dedicamos a Laura Pollán, a todos los presos políticos cubanos y a todos los que han confiado en nosotras”.

El movimiento comenzó el 18 de marzo de 2003, cuando el periodista Héctor Maseda Gutiérrez fue arrestado en su casa en La Habana y sentenciado a 20 años de prisión por criticar al régimen de Fidel Castro. La líder inicial fue Pollán, fallecida luego de ser arrestada en 2011.

Desde entonces, todos los domingos las Damas se reúnen o intentan reunirse para la misa en la iglesia de Santa Rita de Casia en La Habana, seguida de una procesión. Visten de blanco para simbolizar la naturaleza pacífica de su protesta, portan una flor como única arma y cada una lleva una fotografía de un ser querido que está encarcelado o ha muerto en las cárceles notoriamente duras de Cuba. Por ello las autoridades las han hostigado constantemente, destacó el comunicado del premio.

El pasado 19 de abril, el vicepresidente Mike Pence felicitó al movimiento opositor por haber ganado el Premio Milton Friedman 2018.

Rosa María Payá hizo la presentación del galardón a sus compatriotas