En EEUU 40% de la comida termina en la basura; nuevas reglas en NYC esperan evitarlo

Estiman eliminar unas 50 mil toneladas de desperdicios de comida al año en la ciudad en 1,700 empresas y comercios
En EEUU 40% de la comida termina en la basura; nuevas reglas en NYC esperan evitarlo
Restaurantes, supermercados y consumidores deben evitar el desgaste de alimentos
Foto: EFE

Aproximadamente 40% de los alimentos en Estados Unidos nunca se come, de acuerdo con el Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC).

Cada año, en promedio un estadounidense arroja más de 400 libras (181 kilos) de alimentos a la basura, lo que en un hogar de cuatro personas equivale a $1,800 dólares al año. Esa es una pérdida nacional de hasta $ 218 mil millones anuales.

Para contrarrestar ello, la ciudad de Nueva York está tomando medidas, “tratando de impulsar al sector residencial y el comercial a reciclar realmente y empujar hacia la reutilización beneficiosa”, dijo la Comisionada de Saneamiento, Kathryn García, citada por Fox News.

Ya en febrero el Departamento de Saneamiento de la Ciudad de Nueva York (DSNY) anunció nuevas reglas para expandir el programa de separación de desechos orgánicos, que serán activadas en agosto.

“Seguimos buscando cada año cuál es la capacidad regional para el procesamiento de alimentos”, dijo García. “Hicimos una determinación de que podríamos expandirlo a un nuevo grupo de empresas”.

García dijo que los sectores comerciales de alimentos producen alrededor de 3 mil toneladas de desechos al día, generando graves problemas de sanidad y salud.

“El enfoque principal en esto es reducir la cantidad de desechos que van a los vertederos, para reducir la huella de la ciudad de Nueva York en términos de cuántos gases de efecto invernadero se crean, que es lo que sucede con los desechos orgánicos”, agregó García.

Las nuevas reglas afectarán a 1,700 empresas de la ciudad de Nueva York que por ley deberán separar sus residuos orgánicos. Las reglas se aplicarán a restaurantes con más de 15 mil pies cuadrados, cadenas de restaurantes con cien o más ubicaciones en la ciudad, y abastos con 25 mil pies cuadrados.

“Para las empresas, el desperdicio de alimentos es realmente una ganancia que se va por el desagüe, por lo que realmente intentamos apoyar a ese sector”, dijo García. “Dimos algunas micro-subvenciones recientemente para permitir que algunas empresas experimenten cómo reducir la cantidad de desperdicio de alimentos”.

Estadios deportivos, fabricantes y mayoristas de alimentos y grandes hoteles ya están reutilizando sus residuos alimentarios, de manera sostenible.

Se espera que las nuevas reglas eliminen aproximadamente 50 mil toneladas de desperdicios de comida de los vertederos cada año.

Las nuevas reglas entrarán en vigencia el 15 de agosto de 2018, pero no se aplicarán hasta febrero de 2019. Quienes no cumplan con la nueva ley recibirán una multa de entre $250 y mil dólares.