Denuncian humillación y engaños de ICE en detención de madre inmigrante

Los activistas que apoyan Concepción Torcaz denuncian los engaños, uso de la fuerza y humillación que agentes de ICE habrían ejercido para arrestarla frente a su esposo e hijos, lo cual ocurrió en abril durante una redada masiva de inmigrantes indocumentados efectuada en Nueva York

Denuncian humillación y engaños de ICE en detención de madre inmigrante
Guadalupe Castillero junto a sus hijos Selena, de 16 años, Guadalupe, de nueve y Jeter, de seis, espera la pronta liberación de su esposa, Concepción Torcaz, quien fue detenida dentro de su apartamento en Bushwick, el 11 de abril de este año.
Foto: Carmen Molina Tamacas

De la noche a la mañana, Selena Luna, de 16 años, se convirtió en su mamá y en la de sus hermanos menores, Guadalupe, de nueve años y Jeter, de seis.

“Yo estaba durmiendo y me desperté porque alguien golpeaba super fuerte la puerta, entonces fui al cuarto de mis padres a avisar. Mi papá les abrió un poco la puerta y nos dijeron que estaban buscando a una mujer, nos enseñaron una foto que no era de mi mamá, sino de una mujer morena; quisimos cerrar la puerta pero ellos metieron la pata y entraron de un solo”, cuenta Selena.

Llegaron a las 6:40 a.m. al apartamento de la familia, en Bushwick, cuando todos estaban todavía dormidos. “Primero dijeron que eran policías, después dijeron que eran detectives. Ya cuando estaban adentro dijeron que eran de inmigración y debajo del papel que nos enseñaron estaba la foto de ella”, dice Guadalupe Castillero, de 39 años, esposo de Concepción.

“Yo me acuerdo cuando lloró mi mamá. Dijo que ella no se podía ir por nosotros. Yo todavía la necesito, y mis hermanos la necesitan más”, añade Selena. Y se le quiebra la voz, comienza el llanto de ella, de sus hermanos, de su padre, de los cuatro amigos de la agrupación Orgullo Acateco y de las activistas que les han dado apoyo no solo moral en esta dura prueba de la vida, sino legal, convencidos que hay formas de evitar la deportación y ruptura de esta familia.

Durante el arresto el niño pequeño se asustó y comenzó a llorar. Los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) urgieron a la madre a que se apurara para salir de la casa y sin más se la llevaron. Desde entonces permanece en el centro de detención de Hudson County, en Nueva Jersey.

Conmocionado, Castillero no tuvo opción más que alistar a sus hijos para que fueran a la escuela; las autoridades de la P.S.81Q se mostraron comprensivas y solidarias, al punto que reprogramaron el examen estatal que una de las niñas tenía que rendir ese día y le dijeron que si no se sentían seguros en su casa podían ir a dormir allí.

Al carecer de estatus migratorio y familia extendida, Castillero recurrió al padrino de los niños, José Novelo, quien ha sido una figura clave en estos días, ya que ha podido visitar a Concepción y agilizar los trámites legales necesarios.

Pero, además, compartió su dolor y desesperación con sus compañeros de Tecuanes Orgullo Acateco, una agrupación cultural de inmigrantes de Acatlán de Osorio (Puebla, México); ellos a su vez solicitaron el apoyo de la Federación Mexico-Americana sin Fronteras, una organización formada en marzo pasado, que tiene como padrinos a los religiosos Alejandro Solalinde, de México, y Juan Carlos Ruiz, coordinador de la Coalición Nuevo Santuario de Nueva York.

La presidenta de la Federación y voluntaria de Nuevo Santuario, Fabiola Mendieta, supervisa directamente el caso y hace las coordinaciones con los abogados de New York League Assistance Group (NYLAG) quienes representarán a Concepción en su primera comparecencia ante un juez de inmigración en Manhattan, este lunes 4 de junio a la 1:00 p.m.

Pese a las circunstancias, Torcaz -quien tiene 40 años- puede comunicarse constantemente por teléfono con sus hijos, a veces hasta tres veces al día y está bien de salud, aunque está en control médico porque padece de hipertensión.

Engaños, humillación y uso de la fuerza

Una vocera de ICE Nueva York confirmó a El Diario que oficiales de deportación arrestaron a Torcaz el 11 de abril, “como parte de una operación de aplicación de inmigración dirigida”. En esa oportunidad, 225 inmigrantes de 52 países fueron detenidos por agentes de ICE en varios condados de Nueva York, incluidos los cinco de la Gran Manzana.

La fuente indicó además que Torcaz fue arrestada en febrero de 2017 por la policía de la Ciudad de Nueva York bajo cargos criminales, razón por la cual ICE emitió una orden de detención.

“Ella, sin embargo, fue liberada de la custodia local sin que se contactara a ICE. Después de su arresto, los oficiales de deportación le enviaron un aviso para comparecer ante un juez de inmigración, y ella se encuentra actualmente bajo la custodia de ICE”, añadió la fuente, aunque omitió dar detalles sobre los cargos criminales que se le imputaron.

Según Castillero, el arresto de su esposa el año pasado por parte de agentes del Cuartel 83, se derivó de un problema entre vecinos; pero aseguró que el caso ya fue cerrado y los cargos removidos, de forma que la certificación legal será presentada como parte de su defensa.

Además del engaño que usaron los agentes y el uso de la fuerza para entrar al hogar sin una orden judicial, Mendieta denuncia la colaboración que existe, en este y otros cinco casos de la misma redada, a todas luces el NYPD y ICE.

“El Alcalde dice que no hay colaboración, que esta es una Ciudad Santuario, cuando estamos viendo todo lo contrario”, reclamó.

Mencionó además que hay otras características comunes, por ejemplo que los detenidos son padres o madres de familia, han comparecido ante una corte por alguna razón (inmigración, cargos menores, multas de tránsito) y destacó en el engaño de preguntar por otra persona para ganar la confianza.

Concepción Torcaz.

Estrategia de la defensa

La defensa de Concepción Torcaz se basa fundamentalmente en la disolución de los cargos en su contra por el problema que tuvo con sus vecinos, y su carácter moral como esposa y madre de tres hijos. Su esposo explicó que la escuela de sus dos hijos pequeños ha emitido constancias de los programas de educación especial que ambos reciben, así como cartas de que ella es la encargada de las citas tanto en la escuela como en los pediatras, en tanto que él está fuera de la casa casi todo el día buscando oportunidades de trabajo en el área de la construcción, demolición y retiro de escombros en el área de Queens.

Por ahora los dos niños pequeños regresan solos a la casa después de la escuela y a veces un vecino les lleva comida caliente hasta que su padre regresa de trabajar.

Los abogados, explicó Mendieta, han enfocado su estrategia en obtener la libertad bajo fianza de Torcaz, lo que implicaría pagar de unos 5,000 a 10,000 dólares. Quieren evitar a toda costa que le sea colocado un grillete, ya que eso significaría una carga muy pesada para el presupuesto familiar.

Dependiendo de lo que pase este lunes en la audiencia, y ante las pocas posibilidades de regularizar su estatus migratorio en el actual clima antiinmigrante, los esposos Castillero-Torcaz creen que lo más prudente es vivir un poco más en Nueva York y posteriormente mudarse a México. “Incluso mis hijos creen que es lo mejor”, apuntó Castillero.

Si bien el trauma por la separación es evidente, el tiempo ha pasado y los tres hijos de Concepción y Guadalupe sonríen y se ven tranquilos. Eso se debe en parte a que su padre, dentro de sus limitaciones económicas les brinda todo lo necesario, y al respaldo incondicional de sus padrinos, del grupo Orgullo Acateco y la Federación.

“Les digo que no pierdan la sonrisa, que tienen que ser guerreros, que es lo que este gobierno no quiere, puntualizó Mendieta.

Una danza que da fortaleza

Desde hace unos ocho años, Guadalupe Castillero pertenece a Tecuanes Orgullo Acateco, una agrupación cultural de inmigrantes de Acatlán de Osorio (Puebla, México) constituida por unas 15 familias, es decir unas 60 personas.

Desde la detención de su esposa, Castillero ha recibido el apoyo incondicional de sus compañeros, y no ha dejado de asistir a los ensayos ni a las presentaciones porque lejos de ser una pérdida de tiempo para él fortalece su identidad y sus raíces y le permite enfocarse en algo positivo.

Tanto él como sus tres hijos forman parte de la agrupación que este año celebró su 10o. Aniversario con una presentación en Washington Park, Old Stone House, de Brooklyn. La familia grabó un video especial para mostrárselo -cuando se pueda- a la señora Concepción Torcaz, como regalo y homenaje de Día de las Madres.

La danza de los tecuanes representa la lucha ancestral entre las tribus chichimecas y zapotecas, así como la caza del jaguar, que a pesar de ser un animal sagrado es dañino para sus aldeas, explicaron Andrés y Paco Vázquez, representantes del grupo.

“La forma de defenderse ante las fieras que los perjudicaban y por la experiencia de su expresión senil, fueron nombrados HUEHUES (viejos), al llamarlos así es por respeto y gran admiración en la dirección de su raza, por ello dieron como nombre a su danza TECUANES (que quiere decir, hombre bravo como una fiera), y TECUANI (que significa tigre)”.