El documento que abre más puertas al empleo

Los empleadores muestran su intención de contratar a más nuevos graduados este año
El documento que abre más puertas al empleo
Negocios, ingeniería y ciencias de la computación son los títulos más demandados entre los empleadores./Shutterstock
Foto: Shutterstock

En marzo de hace 10 años el banco de inversión Bear Stearns fue adquirido por JP Morgan Chase para evitar su caída y cierre. No era la primera señal de la crisis que se venía encima pero si la más evidente. Quienes se graduaron ese año y en los siguientes de la Gran Recesión llegaron ese año y los siguientes a un mercado laboral difícil y decepcionante.

Una década después, el panorama es distinto para la mayoría de los que estrenan su título universitario.

Cuando explotó la crisis el desempleo en la época de las graduaciones rondaba el 5.4% y en octubre de 2009 alcanzó el 10%. Las contrataciones entre quienes tenían un título de associate, bachelor y posgrado empezaron a descender y solo estos últimos, es decir, los más especializados sufrieron un bache más suave en contrataciones. no obstante, aún hoy no están en mejor posición que antes de la crisis.

Quienes encontraron empleos lo hicieron en sectores que se quedaban pequeños para sus cualificaciones y con salarios más bajos de los soñados.

Pero dejar atras la crisis está permitiendo que el título vuelve a abrir puertas interesantes profesionales a niveles similares a los de antes de la recesión y, tal y como ha recogido el informe de bienestar económico recién publicado por la Reserva Federal, quienes tienen al menos un bachelor (cuatro años en universidad) están más cómodos financieramente que quienes no lo tienen.

Ahora, con un desempleo del 3.9%, los estudiantes salen a un mercado laboral en el que el 80% de los empleadores dicen que planean contratar graduados. Es más que el 74% que mostró ese interés el año pasado, según una encuesta hecha para la plataforma de ofertas de empleo CareerBuilder. Quienes no tienen planes de contratar a alguien con título universitario es porque no han previsto ampliar el número de trabajadores en su organización.

En 2008 solo el 58% de los empresarios pensaron en aumentar sus plantillas con estos profesionales cualificados.

Además, casi la mitad de estos empleadores tienen la intención de ofrecer salarios más altos que el año pasado. Un tercio de ellos consideran el pago de $50,000 al año como compensación a estos nuevos trabajadores. Una cifra algo inferior no planea aumentos sobre los ofrecidos el año pasado pero desde CareerBuilder se recomienda que se negocien las ofertas para “no dejar dinero en la mesa”. El 74% de los empleadores dicen estar dispuestos a negociar las ofertas a los recién graduados.

Los graduados que tengan nuevo su título en negocios, ingeniería, ciencias de la información y computación son los estudios más demandados mientras que quienes obtengan su título en artes, ciencias, humanidades, transportes, educación y periodismo van a tener mucho más difícil el acomodo en el mercado laboral.

La tecnología de la información y el servicio a los consumidores son las áreas donde se quieren cubrir más puestos en las empresas.

Además del título, no olvidar….

La mayor parte de los empleadores creen que quienes salen de las universidades lo hacen con la preparación educativa adecuada. Pero hay otras capacitaciones que no están recogidas en el currículo educativo que también tienen que dominar y que tienen que ver con su preparación para desenvolverse profesional y socialmente. Al escritor Oscar Wilde le atribuyen la frase de que “nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión” y esto es clave.

En la encuesta de CareerBuilder los empleadores se quejado de que en el pasado año los graduados cometieron los siguientes errores:

  • No mandar una nota de agradecimiento por una entrevista
  • No sabían nada de la empresa que les hacía la oferta (el 35%)
  • No presentaban una carta de presentación junto al CV
  • No hacían preguntas en la entrevista
  • No aportaban referencias profesionales
  • Su gramática en el CV era pobre.
  • Tenían fotos poco profesionales en sus perfiles de medios sociales.
  • Miraron sus teléfonos durante la entrevista de trabajo (el 19%)