Exigen que 3,000 guarderías de NYC tengan auto-inyectores de Epinefrina

La Junta de Salud aprueba enmienda para que todos los centros de cuidado infantil regulados por la Ciudad cuenten con esta medicina de emergencia para tratar reacciones alérgicas que pueden resultar fatales
Exigen que 3,000 guarderías de NYC tengan auto-inyectores de Epinefrina
La inyección de Epinefrina es un antídoto usado para tratar reacciones alérgicas que pongan en peligro la vida de los niños.
Foto: Shutterstock.

La Junta de Salud de la Ciudad de Nueva York aprobó nuevas enmiendas este martes al Código de Salud de la Gran Manzana, las cuales incluyen el requisito de que los casi tres mil centros de cuidado infantil regulados por la Ciudad mantengan dos auto-inyectores de Epinefrina en sus instalaciones.

Con esta modificación al Código de Salud, no sólo se exigirá que todas las guarderías tengan los auto-inyectores disponibles para su personal, sino que se requerirá que cuando hayan niños presentes en el centro de cuidado infantil, se cuente con la presencia de por lo menos un miembro del personal que esté capacitado para reconocer los síntomas de un ‘shock anafiláctico‘ (choque alérgico); que sepa administrar un auto-inyector de Epinefrina y que inicie otros procedimientos de emergencia obligatorios en estos casos como el llamar al 911 y notificar a los padres o tutor del niño.

También, el personal de la guardería debe informar sobre el incidente al Departamento de Salud de la ciudad (DOHMH) y debe saber cómo almacenar, conservar o desechar correctamente los auto-inyectores. Para que esto ocurra, los centros de cuidado infantil serán responsables de ofrecer capacitación y entrenamiento a un empleado que esté designado como el responsable de administrar el auto-inyector de Epinefrina.

Según se informó en un comunicado, a partir de septiembre próximo, la compañía farmacéutica Kaléo, con sede en Richmond, Virginia, donará 7,500 auto-inyectores de Epinefrina de la marca AUVI-Q al DOHMH para abastecer a todos los centros de cuidado infantil regulados por la  Ciudad durante el primer año.

La compañía farmacéutica Kaléo donará 7,500 auto-inyectores de Epinefrina de la marca AUVI-Q./Foto: auvi-q.com.

¿Qué es y cómo se usa?

La inyección de Epinefrina (o Epinephrine en inglés), se usa, junto con el procedimiento médico de emergencia, como un antídoto para tratar reacciones alérgicas que pongan en peligro la vida de los niños (y las personas en general), que pueden ser causadas por mordidas o picaduras de insectos, alimentos, medicamentos, látex y otras causas.

La Epinefrina pertenece a una clase de medicamentos llamados ‘agonistas alfa‘ y ‘beta adrenérgicos‘ (agentes simpatomiméticos) y la misma funciona al relajar los músculos de las vías respiratorias y estrechar los vasos sanguíneos. Por lo general se administra de forma subcutánea (debajo de la piel) o intramuscularmente (en el músculo).

¿Cuántos la necesitan?

Se estima que hasta 15 millones de estadounidenses tienen alergia a los alimentos, incluidos 6 millones de niños. Es decir, aproximadamente el 8% de los niños de EEUU tienen alergias a los alimentos, esto representa uno de cada 13 niños, o aproximadamente dos en cada salón de clases. Además, se estima que casi 40% de los niños con alergias a los alimentos ya han experimentado una reacción severa que ha puesto su vida en peligro.