Nuevo rascacielos de Manhattan lleva sello hispano desde sus pilares

El mexicano Carlos Valverde coordinó el proyecto, ahora la 5ta torre más alta de la ciudad
Nuevo rascacielos de Manhattan lleva sello hispano desde sus pilares
3 WTC
Foto: Andrés Correa Guatarasma
Hay un nuevo miembro en el exclusivo club de rascacielos de Nueva York: el 3 World Trade Center (WTC), un edificio de 80 pisos de altura inaugurado ayer, luego de años de construcción en el que participaron muchos trabajadores hispanos.

Así lo afirmó el mexicano Carlos Valverde, director de construcción de “Silverstein Properties”, empresa responsable del proyecto. La nueva torre es un paso más en el renacimiento del Distrito Financiero tras la caída de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

El edificio pasó a ser el 5to más alto de la ciudad, con 2,5 millones de pies cuadrados de oficina que esperan albergar a más de 6 mil ocupantes. “Realmente captura lo que es el centro del campus del WTC, algo de lo que estamos muy orgullosos”, afirmó Valverde, quien suma nueve años de experiencia en proyectos similares, pues ha estado “involucrado en el diseño, coordinación y gestión” del centro comercial adyacente, la torre 4 WTC y la estación de tren que conecta al PATH de Nueva Jersey.

En esas construcciones han participado “muchos hispanos y obviamente estoy muy orgulloso de todos ellos. Ha sido un honor poder representar a nuestros países en este inmueble”, agregó Valverde.

Se trata de la penúltima torre en abrir en el sitio de 16 acres, donde queda pendiente la construción de 2 World Trade Center, un proyecto que apenas comienza.

“Este es un momento de enorme orgullo para mí y para los miles de mujeres y hombres que participaron en la creación de este increíble edificio“, dijo Larry A. Silverstein, presidente de la compañía responsable del proyecto, antes de cortar la cinta roja en el primer piso.

Aseguró haber creado “oficinas modernas, ambientalmente conscientes y tecnológicamente avanzadas. Lugares que fomentan la creatividad donde los jóvenes querrían trabajar y colaborar. Eso significó una gran arquitectura y un diseño sostenible”.

“El notable renacimiento que representa es un merecido homenaje a todos los que murieron el 11 de septiembre y a los incontables que fueron impactados”, afirmó luego el presidente de la Autoridad Portuaria, Kevin O’Toole.

En la ceremonia de apertura también estuvo presente la congresista demócrata (NY) Carolyn B. Maloney. “Nos ha costado trabajo constante a mí y a mis colegas asegurarnos de que nuestra ciudad reciba los fondos que el gobierno federal le prometió para ayudar a las personas y empresas afectadas a recuperarse”, comentó.

Ubicada en 175 Greenwich Street, la torre fue diseñada por la firma de arquitectura Rogers Stirk Harbour + Partners y ofrece vistas panorámicas de 360 ​​grados sin obstrucciones de la cuidad y la bahía. Tres plantas en los pisos 17, 60 y 76 ofrecen a los inquilinos acceso a una terraza al aire libre.

Según un comunicado, levantar 3 WTC involucró el trabajo de más de 4 mil obreros de la construcción sindical en el transcurso de millones de horas. 

Un informe reciente de Downtown Alliance indicó que la tasa de vacantes del Bajo Manhattan entre el inventario comercial se mantuvo por debajo del 10% por quinto trimestre consecutivo “y el año pasado marcó una de las temporadas más activas del vecindario para la actividad de bienes raíces comerciales”.

Con esta apertura, “todo el campus del World Trade Center da un gran paso hacia la finalización”, comentó Jessica Lappin, presidenta de Alliance for Downtown New York.