Esposa de repartidor de pizza suplica en video que ‘La Migra’ lo libere

Sandra Chica le pide a ICE que permita a Pablo Villavicencio volver a reunirse con su familia
Esposa de repartidor de pizza suplica en video que ‘La Migra’ lo libere
Sandra Chica, la esposa de Pablo Villavicencio, pide su liberación
Foto: Twitter/LegalAidNYC

“Estoy muy triste porque él está detenido, y ésta es una petición a ICE para que lo libere inmediatamente. Mis hijas necesitan a su padre y lo extrañamos mucho”. Así se expresó Sandra Chica en un nuevo video revelado este miércoles, en el cual la esposa del repartido de pizza Pablo Villavicencio detenido por ‘La Migra’ en Brooklyn, suplica que le permitan volver a reunirse con su familia.

En las imágenes, que se dan a conocer a pocos días de la celebración del Día del Padre, Chica hace énfasis sobre todo en el sufrimiento que está viviendo su familia con la separación: “Este tiempo sin Pablo ha sido muy doloroso para nosotros”.

El video fue publicado en Twitter por la organización The Legal Aid Society, quien apoya a Sandra con el caso de Villavicencio, quien está detenido en el centro federal de inmigración en el condado de Hudson, en Nueva Jersey.

La esposa aprovechó el video para agradecer a todos los que le han dado apoyo a ella y su esposo. “Tu apoyo nos ha ayudado a continuar luchando para mantener a mi familia junta”.

La esposa, quien es ciudadana estadounidense y por ello espera poder ayudar a su marido a arreglar su estatus migratorio, indico que las pasadas dos últimas semanas “han sido muy difíciles para nosotros desde que ICE detuvo a mi esposo mientras él estaba trabajando”.

En apenas 1 minuto y 43 segundos que dura el video, la mujer recordó que el pasado sábado se introdujeron una petición de emergencia cuando se enteraron que Pablo podía ser deportado en cualquier momento, y esto ha permitido que puedan pelear mientras él sigue en el país.

Ese día, la juez Alison J. Nathan, de la Corte de Distrito Sur de Nueva York, emitió una orden de “permanencia de emergencia”, lo que permitió aplazar la deportación de Villavicencio hasta el 20 de julio, cuando tendrá otra audiencia judicial y allí otro magistrado federal decidirá su futuro.