El Pentágono estudia enviar 20 mil niños inmigrantes a bases militares como hizo Obama

En 2014 el gobierno de Obama alojó alrededor de 7 mil niños no acompañados en tres bases del Ejército
El Pentágono estudia enviar 20 mil niños inmigrantes a bases militares como hizo Obama
El ministerio de Defensa estudia la propuesta
Foto: Shutterstock

Hasta veinte mil niños inmigrantes no acompañados de sus padres podrían ser alojados en bases militares, según la petición hecha por el Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS) al Departamento de Defensa.

“El HHS ha solicitado al Departamento de Defensa evaluar su capacidad para disponer de manera temporal de hasta 20 mil camas para niños inmigrantes no acompañados en nuestras instalaciones”, confirmó a Efe el teniente coronel Mike Andrews, portavoz del Pentágono.

El vocero agregó que representantes del HHS han visitado cuatro bases castrenses -tres en Texas y una en Arkansas-, para ver la posibilidad de albergar en ellas a los menores. “Esto no significa que todos o cualquiera de los niños vayan a ser alojados en ellas”, aclaró Andrews.

Ambos departamentos están “colaborando estrechamente” para determinar “las necesidades y los tiempos” que requeriría esta colaboración, dijo.

“Las instrucciones del secretario (de Defensa) James Mattis han sido claras: El Departamento de Defensa prestará apoyo a nuestros socios federarles”, concluyó el teniente coronel Andrews.

De acuerdo con una información divulgada ayer por el diario The Washington Post, citando a otro portavoz del Pentágono, el teniente coronel Jamie Davis, los menores podrían a comenzar a ser alojados en instalaciones militares “a partir de julio y hasta el 31 de diciembre de 2018”.

El plan aparentemente tendría ciertas similitudes con uno puesto en marcha en 2014 por el gobierno del presidente Barack Obama, que alojó alrededor de 7 mil niños no acompañados en tres bases del Ejército.

El diario The New York Times detalló, según un documento enviado a congresistas, que el Departamento de Defensa recibiría un reembolso por los gastos, tal y como exige la Ley de Economía.

Los sitios serían administrados por empleados del HHS o contratistas que se encargarían de tareas como supervisión, alimentación, ropa, servicios médicos, transporte y otras necesidades diarias.

El periódico neoyorquino agrega que el Departamento de Salud acudió al Pentágono debido a las respuestas contradictorias de otras agencias federales.

Previamente, el gobierno negó el miércoles que los más de 2,300 niños ya separados de sus padres en la frontera sur no podrían reunificarse con sus familias mientras sigan bajo custodia federal, al precisar que no ha tomado una decisión sobre el asunto.