Ruperta, la elefanta más famosa de Venezuela, murió de hambre

De los 135 kilos de comida que debía ingerir al día, tan solo recibía 10

Ruperta, la elefanta más popular de Venezuela, murió la semana pasada cuando tenía 48 años pero no falleció por la edad, sino de inanición. Pesaba dos toneladas y media, cuando un paquidermo de su edad alcanza las cuatro toneladas de peso.

De los 135 kilos de comida que debía ingerir al día, tan solo recibía 10, según pudo saber el periódico español El Mundo.

Llegó de África en los 70 al Parque Zoólogico de Caracas Caricuao, donde se convirtió en una estrella. Sin embargo, su última exhibición fue dramática, se arrinconó y permaneció paralizada durante una hora.

Al día siguiente, un vigilante que estaba de guardia (el zoológico cierra el lunes) la encontró tendida en el suelo “con surcos de lágrimas en su rostro”, segú la crónica de El Mundo.

No son pocas las personas que vieron en su fenecimiento el retrato de todo un país que muere lentamente.

Ruperta ya había mostrado síntomas. Se desmayó por primera vez en marzo de 2017 y volvió a decaer en agosto. Entonces, se abrió la oportunidad de que fuera trasladada un zoo de Brasil, una suerte de paraíso para elefantes, pero las autoridades del parque venezolano se negaron.

En junio, sufrió un tercer desmayo, entonces Nicolás Maduro calificó la situación de “novela.

Finalmente, Ruperta no pudo más y fallecía el martes de la semana pasada provocando indignación entre muchos venezolanos.