Anuncian millonaria inversión para nuevos tratamientos de la demencia y el Alzheimer

La organización AARP destinará más de $60 millones para una fundación dedicada a desarrollar diagnósticos y medicinas más efectivos contra esta enfermedad
Anuncian millonaria inversión para nuevos tratamientos de la demencia y el Alzheimer
El anuncio contó con la presencia de la directora ejecutiva de AARP, Jo Ann Jenkins (Ctro.), la periodista Katie Couric (Der.) y otros expertos como Kate Bingham y el doctor Peter Pronovost.
Foto: Mike Coppola/Getty Images for AARP

La organización sin fines de lucro AARP anunció este lunes el inicio de una nueva campaña llamada ‘Disrupt Dementia’ (interrumpir la demencia), cuya pieza central es una significativa inversión de $60 millones para ayudar al desarrollo de nuevos diagnósticos y tratamientos para la demencia y el Alzheimer.

La inversión estará dirigida a la fundación ‘Dementia Discovery Fund’ (DDF), la primera y más grande dedicada al descubrimiento y creación de drogas más efectivas para tratar estas enfermedades.

A pesar que cada año se diagnostican 10 millones de nuevos casos de demencia y Alzheimer en todo el mundo, la organización AARP asegura que en los últimos 15 años no se han aprobado nuevos tratamientos para esta enfermedad y, mucho menos, una cura.

“Para el año 2030 se ha proyectado que habrán 82 millones de personas sufriendo de demencia. Y a pesar de décadas de investigaciones que han costado miles de millones de dólares, aún no hay una cura y son pocas las formas para tratar los síntomas de la demencia”, dijo Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP.

Jenkins aseguró que la principal preocupación de los casi 38 millones de personas que son miembros de AARP es la de perder sus capacidades mentales debido a un diagnóstico de demencia o Alzheimer.

De igual forma, según una nueva encuesta nacional realizada por AARP, se demostró que un gran número de doctores en EEUU también se sienten frustrado por la limitada cantidad de herramientas que tienen a su disposición para diagnosticar y tratar la demencia en sus pacientes. El sondeo reveló que el 62% de los médicos dijo que la falta de herramientas para realizar diagnósticos es uno de los grandes impedimentos para realizar un tratamiento efectivo.

Se informó que la última medicina para tratar el Alzheimer fue aprobada hace una década y media atrás y sólo ayuda a aliviar temporalmente los síntomas de la enfermedad. En ese mismo periodo de tiempo más de 400 ensayos clínicos han resultado fallidos.

Por esta razón, expertos presentes durante el anuncio de AARP aseguraron que esta nueva inversión de fondos significa buenas noticias para los pacientes de Alzheimer y sus familiares.

Latinos los más afectados

Según estimaciones, los latinos tienen 50% más de probabilidades de desarrollar Alzheimer cuando se comparan con las personas blancas. Y, según un reporte reciente de la Univerty of Southern Califonia, entre 2012 y 2060 se estima que el número de latinos viviendo con Alzheimer en EEUU aumentará en un 832%. Esto significa una subida de 379,000 caso a más de 3.5 millones de hispanos viviendo con esta enfermedad.

A pesar de estas cifras tan altas, los latinos son menos propensos a buscar tratamientos formales contra el Alzheimer al compararse con otros grupos. Esto de debe en parte al hecho de que muchos prefieren cuidar a su familiares mayores en la casa, o porque no tienen seguro de salud o debido a barreras lingüísticas y culturales para encontrar tratamientos.

“No sólo sabemos que los hispanos tienen 1.5 veces más posibilidades de ser diagnosticados con Alzheimer que la comunidad blanca, por lo que es una enfermedad muy prevalente en ellos, pero también sabemos que tienden a ser diagnosticados más tarde. Por ello es muy importante que la comunidad latina esté consciente de esta enfermedad y se preparen para un posible diagnóstico”, dijo la doctora Charlotte Yeh, M.D., director médico de servicios de AARP.

“Para los inmigrantes, que vienen aquí y están aprendiendo una nueva cultura, que están tratando de abrirse camino en esta sociedad y que han sido separados de sus familias, se les hace las cosas más difícil”, agregó la experta.  

Aunque no se conocen las causas exactas del por qué los latinos sufren más de demencia y Alzheirmer, la doctora Yeh dijo que, además de los factores genéticos, pueden existir muchas causas relacionadas al estilo de vida, por lo que le sugirió a los latinos hacer algunos cambios para proteger su salud en general.

“Deben hacer más ejercicios; por lo menos 30 minutos al día. También es importante la alimentación. Pueden seguir una dieta mediterránea con mucho pescado, vegetales frescos y granos, que reducen la inflamación y los riesgos de sufrir demencia. También deben socializar con amigos y familiares para reducir el estrés y mantener su mente activa, esto incluye aprender nuevas cosas constantemente, como nuevas canciones, bailar o leer libros”, aconsejó la doctora Yeh.

A los $60 millones invertidos por AARP se le sumarán otros $10 millones provenientes UnitedHealth Group y $5 millones de Quest Diagnostics, para un total de $75 millones para el DDF.

Además de esta millonaria inversión, la campaña de AARP busca educar y proveer de apoyo a los pacientes y los familiares que los cuidan (caregivers), que están siendo impactados por las secuelas físicas, mentales, emocionales y financieras que deja la demencia.

Además de un panel de expertos en el tema, el anuncio de AARP, que se realizó en Manhattan, contó con la participación de la destacada periodista Katie Couric y de la actriz Jane Krakowski, cuyo padre murió de Alzheimer a la edad de 77 años.

Junio es el Mes Nacional de Concientización sobre el Alzheimer y el Cerebro y para el año 2050 la Asociación del Alzheimer estima que habrá 14 millones de personas sufriendo de esta enfermedad en EEUU.

Desde su creación en 2015, el DDF ha invertido en estudios realizados por 16 compañías que buscan crear nuevas medicinas y tratamientos contra la demencia.

Para más informacion puede visitar AARP.org/DisruptDementia.