Debemos mantener unidas a las familias

Hay que tomar acción llamando a las oficinas de los legisladores federales
Debemos mantener unidas a las familias
Miles piden que no se separe más a las familias de inmigrantes en EEUU.

El intento más reciente de la administración Trump-Pence de controlar las vidas de las personas indocumentadas incluye separar a los padres de sus hijos. Esto incluye la creación de centros de detención para albergar bebés y niños separados de sus padres. La administración ha separado a la fuerza a más de 2,300 niños en la frontera.

Las acciones tomadas por la administración Trump-Pence son injustificables. Los niños merecen estar con sus padres, sea como sea. Padres están siendo separados de sus hijos cada día y los “niños menores, no acompañados” están siendo enviados, bajo la custodia del gobierno, a refugios como los del sur de Texas para niños de “edad tierna”. Los padres son marcados como criminales y enviados a la cárcel.

Las historias de la frontera son horribles: una madre fue separada de su bebé mientras amamantaba, los migrantes oían gritar a sus hijos en otra habitación después de haber sido separados y al menos en un caso, un padre que se suicidó después que fue separado de su hijo.

La separación forzada de las familias es un problema de justicia reproductiva y una violación atroz de los derechos humanos. Las familias que cruzan la frontera a menudo están huyendo de la violencia y el abuso en sus países de origen. Hasta la semana pasada, era política de EEUU aceptar como solicitantes de asilo aquellas personas que huían de la violencia doméstica.

Es totalmente errónea e inhumana esta política de separar a los niños vulnerables de sus padres y colocarlos en lo que esencialmente son centros de detención donde enfrentarán daños y traumas.

Todos los padres merecen el derecho de ser padres con dignidad y criar a sus hijos en entornos seguros. Esta política extrema e inhumana debe parar.

En Planned Parenthood of New York City, le alentamos a elevar su voz sobre la injusticia que ocurre en la frontera y a apoyar esfuerzos para poner fin a esta política horrorosa.

Para unirse a la pelea, comuníquese con su Senador y sus representantes en el Congreso y hágales saber que se opone a la política de inmigración que separa a los niños de sus padres.

También apoye y comparta el trabajo de las siguientes organizaciones que trabajan incansablemente para luchar por los derechos de las familias inmigrantes y en contra de estas leyes retrógradas.

Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva (NLIRH, por sus siglas en inglés)

RAICES – Fondo de Reunificación Familiar y Bonos

Proyecto de Derechos Civiles de Texas

(Larissa Vazquez es la Directora de Programas para Adultos en Planned Parenthood of New York City)