Trump estudiaría rechazar las reglas de la OMC

El presidente dice que la UE es tan mala como China
Trump estudiaría rechazar las reglas de la OMC
La Administración considera taridas sobre carros de la UE./Archivo
Foto: Suministrada

La Administración del presidente Donald Trump se retiró de las negociaciones del Tratado comercial del Pacífico (TPP), está renegociando el TCLAN y ha iniciado una guerra comercial con sus socios al imponer tarifas del 25% a la importación del acero y del 10% a las del aluminio. Ahora según la publicación Axios, el Gobierno estaría considerando desvincularse de las normas que rigen la Organización Mundial de Comercio.

De acuerdo con esta publicación, el presidente — que hasta ahora ha esgrimido razones de seguridad nacional para establecer estas tarifas a sus socios en otras organizaciones comerciales y de defensa — tendría más control sobre la política comercia. Trump querría renegociar de forma individual con países en vez de seguir las normas de la OMC.

La misma Axios informa que quienes están implicados en el borrador de la ley con la que daría la espalda a esta organización comercial sería “no realista”. Aunque desde la Casa Blanca se afirma que no hay nada listo, la portavoz de la Casa Blanca reiteraba que EE UU tiene muchas desventajas en comercio internacional.

De momento, además de las tarifas de represalias impuestas por la UE, México y Canadá, Rusia ha presentado una queja ante la OMC por los aranceles sobre el acero y aluminio. Este país ha sometido una petición de consultas con EEUU que es el primer paso que se necesita para resolver disputas entre los miembros de esta organización.

En una entrevista en Fox News, Trump dijo el domingo que cuando se trata de prácticas comerciales la UE es tan mala como China y volvió a hablar de la situación de los carros europeos a los que amenazó con imponer una tarifa del 20%. General Motors ha argumentado que la escalada de esta guerra comercial es perjudicial para ellos y la UE amenaza con represalias multimillonarias si se materializan.

Los economistas de Oxford Economics afirman que la amenaza al crecimiento global es significativo y que el PIB internacional puede sufrir un recorte de 0.4 puntos porcentuales en 2019.