Pacientes que dependen de opioides pueden usar marihuana medicinal en NY

Autoridades de Salud estatales aprobaron una medida que permite que el tratamiento con opioides de ciertas condiciones médicas pueda ser reemplazado por el uso de la polémica hierba
Pacientes que dependen de opioides pueden usar marihuana medicinal en NY
Actualmente, bajo las leyes del estado de Nueva York, que datan del 2014, sólo 12 enfermedades pueden ser tratadas con marihuana medicinal.
Foto: Archivo

El Departamento de Salud del Estado de Nueva York anunció el jueves la aprobación de nuevas “regulaciones de emergencia” que agregan cualquier condición médica para la cual un opioide (analgésico) podría recetarse, como una condición que califica para ser tratada con marihuana medicinal.

La medida, que entró en vigencia de inmediato, permite que profesionales de salud registrados puedan certificar que sus pacientes se beneficiarían del uso de la marihuana medicinal como reemplazo de los opiáceos, porque sufren de una condición para la cual sea necesario prescribir opioides como forma de tratamiento. Esto permite que los pacientes con dolor severo que no cumplen con la definición de “dolor crónico” puedan usar marihuana medicinal como reemplazo de los opiáceos.

Además, la regulación agrega al trastorno de abuso de opiáceos como una condición certificada que también puede ser tratada con marihuana. Esto permitirá que los pacientes con trastorno de adicción por consumo de opioides, que están inscriptos en un programa de tratamiento certificado, puedan usar marihuana medicinal como un reemplazo de opioides.

La medida para permitir el reemplazo de opioides como una condición que califica para la marihuana medicinal fue aprobada el mes pasado de manera abrumadora tanto por la Asamblea como por el Senado del estado de Nueva York.

“La marihuana medicinal ha demostrado ser un tratamiento eficaz para el dolor que también puede reducir la posibilidad de dependencia de opioides”, dijo el comisionado de Salud del estado de Nueva York, el doctor Howard Zucker.

“Agregar el reemplazo de opioides como una condición que califica para la marihuana medicinal ofrece a los proveedores otra opción de tratamiento, que es un paso crítico en la lucha contra la epidemia mortal de opioides que afecta a las personas en todo el estado”, agregó Zucker.

El reemplazo de opioides se une a una lista de 12 condiciones médicas que califican bajo el programa estatal de marihuana medicinal. Entre esas condiciones se encuentran el cáncer; infección por VIH o SIDA; esclerosis lateral amiotrófica (ELA); enfermedad de Parkinson; esclerosis múltiple; lesión de la médula espinal con espasticidad; epilepsia; enfermedad inflamatoria intestinal; neuropatía; enfermedad de Huntington; Trastorno de Estrés Postraumático; y dolor crónico.

Se informó que dentro de las próximas semanas, los pacientes certificados y los cuidadores de salud designados podrán obtener tarjetas de identificación de registro temporal. Esto les permitirá comprar productos de marihuana medicinal más rápidamente después de registrarse en el programa. Los pacientes pueden usar la tarjeta de identificación de registro temporal junto con una identificación con foto emitida por el gobierno, como la licencia de conducir, para comprar productos de marihuana medicinal en un dispensario de marihuana que pertenezca a una organización registrada con las autoridades estatales.

Otras mejoras recientes al programa de marihuana medicinal del estado de Nueva York incluyen la adopción de nuevas regulaciones para facilitar el proceso para los pacientes, profesionales y organizaciones registradas; la autorización cinco organizaciones registradas adicionales para fabricar y dispensar marihuana medicinal; añadir dolor crónico y PTSD como condiciones de calificación; permitir la entrega a domicilio; y dar autoridad a las enfermeras practicantes y asistentes médicos para certificar a los pacientes.

Según datos del Departamento de Salud estatal, desde el 10 de julio de 2018, habían 62,256 pacientes certificados y 1,735 profesionales registrados que participan en el programa.

Contra epidemia de muertes por sobredosis

Según han demostrado múltiples estudios, la opción de usar marihuana medicinal ha llevado a “reducciones significativas en la prescripción de opiáceos”. Los mismos estudios han revelado que los estados con leyes que permiten el uso de marihuana medicinal experimentaron una reducción del 25% en las muerte por sobredosis con opiáceos.

En el estado de Nueva York existe una crisis de salud pública provocada por la epidemia con sobredosis con opioides que en 2016 dejó  más de 3,000 muertes.

Debido a que la marihuana puede usarse como parte de un tratamiento efectivo para el dolor, las autoridades de Salud recalcaron que “reduce enormemente” la posibilidad de que alguien desarrolle una dependencia a los opioides que se usan como analgésico.

Para obtener más información sobre el programa de marihuana medicinal de Nueva York, visite: https://www.health.ny.gov/regulations/medical_marijuana/.