Este verano conoce el extraordinario museo de autos de Larz Anderson

Una buena parte de la historia de los primeros vehículos a motor se guardan celosamente detrás de estos muros

Prácticamente desde que los automóviles llegaron a suelo estadounidense, Larz Anderson, enamorado de este medio de transporte, comenzó, junto a su esposa Isabel a coleccionar vehículos.

Poco a poco, conforme crecía su colección y la fama de esta, decidieron mostrarla en su casona, ubicada en Brookline, Massachusetts.

Todo comenzó cuando adquirieron una carroza que debía ser jalada por 24 caballos allá por 1899 y otros seis carruajes, mismos que al pasar de moda, fueron trasladados a una bodega que tenían, en donde dio inicio el museo.

En las siguientes décadas, la colección comenzó a crecer, hasta reunir más de 30 vehículos motorizados y algunos más de tracción animal, además de una extensa variedad de bicicletas de la época.

El primer auto colocado en el museo fue un Winton Runabout de apenas 4 caballos de fuerza, y la intención desde su montaje fue adquirir un nuevo auto cada año, así llegaron a 32, aunque actualmente permanecen 14 en exhibición.

Aunada a la colección de los Anderson, este lugar tiene muestras recurrentes de varias temáticas, actualmente, se puede encontrar una en la que se muestra la historia de los “Hot Runs” americanos.

Además de poseer una importante biblioteca y librería dedicada a los autos, el museo actualmente es el escenario perfecto para diferentes festivales de fanáticos del automovilismo en los que se reúnen coleccionistas y entusiastas de diferentes marcas.

Así que si un día circulas por el área de Boston, ya tienes una parada obligada.