Cómo es “La Bestia” de Putin

Vladimir Putin utilizó por primera vez fuera de su país su nueva limusina presidencial: "La Bestia"
Cómo es “La Bestia” de Putin
"La Bestia" es el Aurus Senado, que forma parte de la nueva flota del Kremlin.
Foto: Getty Images

El presidente ruso Vladimir Putin tiene su propia “Bestia”.

Al igual que su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, tiene una limusina presidencial que lo transporta durante sus viajes en el exterior conocida popularmente como “La Bestia”, Putin acaba de estrenar su propio vehículo en un viaje al extranjero.

La ocasión elegida fue la reunión que sostuvo este lunes con el presidente estadounidense en Helsinki, Finlandia.

El vehículo solo había sido visto en Rusia a partir del pasado 7 de mayo, cuando el presidente lideró la ceremonia de inicio de su nuevo periodo al frente del Kremlin (2018-2024).

BBC Mundo te cuenta algunas de las características de este nuevo vehículo de seguridad.

La limusina presidencial de EE.UU. en Helsinki

Reuters
La limusina presidencial de EEUU, conocida como “La Bestia”, es llevada a cualquier parte a la que viaja Donald Trump como en su reciente viaje a Helsinki.

Proyecto “Kortezh”

La nueva limusina presidencial forma parte del proyecto “Kortezh”, que en ruso significa algo como “cortejo” o “convoy”.

Se trata de un vehículo de 6.62 metros de largo y 1.69 de altura impulsado por un motor V8 que fue diseñado por el Instituto Ruso de Estudios sobre el Automóvil NAMI en colaboración con ingenieros de la automotriz alemana Porsche.

La limusina presidencial de Rusia en Helinki

Getty Images
El Aurus Senado fue llevado a Helsinki para transportar al presidente Putin.
El Aurus Senado en Moscú

Getty Images
El vehículo tiene un peso de 6.5 toneladas debido a su grueso blindaje y el chasis de alta seguridad.

Puede alcanzar una velocidad de hasta 210 km/h, según un informe de la agencia estatal rusa RIA Nóvosti.

Su potencia de 598 caballos de fuerza es significativa, pues el auto pesa 6.5 toneladas debido al tipo de blindaje especial que posee y la cápsula acorazada de su chasis.

La fabricación de la flota de vehículos presidenciales tuvo un costo de 12,000 millones de rublos, unos $192 millones de dólares, informó el servicio ruso de la BBC.

La limusina presidencial de Rusia en Moscú

Getty Images
El diseño y ensamblaje del Aurus Senado fue hecho completamente en Rusia.

Aurus -una combinación de la palabra latina aurum (oro) y del nombre del país, Rusia- es la marca bajo la cual fue desarrollada esta limusina.

Es un automóvil híbrido, pues cuenta con un motor eléctrico que puede ser empleado en lugar del motor de combustión.

“Este es el primer automóvil de lujo de alta gama fabricado en el país en muchos años”, indicó la agencia estatal de información, ya que desde la época soviética Rusia no tenía un vehículo presidencial de diseño propio.

La limusina presidencial de Rusia en Helinki

Getty Images
La limusina presidencial de Putin forma parte de una flota desarrollada bajo el Proyecto “Kortezh”

¿Es un Rolls Royce?

La agencia estatal asegura que el diseño del Aurus Senado es similar al vehículo de la época soviética ZIS-110 que se fabricó a partir de 1945 para los funcionarios del Kremlin.

Los líderes comunistas fueron transportados durante muchos años en las limusinas ZIS desde tiempos de José Stalin.

El proyecto “Kortezh” también cuenta con un auto sedán, una minivan y se espera que se produzca una SUV y una motocicleta que serán bautizados con nombres de las torres del Kremlin.

Dos ZIS-110

Getty Images
El ZIS-110 era el auto fabricado en Rusia para transportar a los líderes soviéticos.
Un auto Packard en exhibición

Getty Images
Expertos consideran que el ZIS-110 ruso es una copia de uno de los modelos de la marca estadounidense Packard.

En 2018 se ensamblarán 70 vehículos para el Servicio Federal de Seguridad, informó el servicio ruso de la BBC.

Sin embargo, el periodista especializado en automóviles Sergey Aslanyan dijo a la BBC que la limusina presidencial tiene características muy similares a las de un automóvil de la compañía británica Rolls Royce.

En concreto, asegura que es bastante similar al Phantom VIII.

Un Phantom VIII

Getty Images
Aslanyan ve mucho parecido del nuevo auto presidencial de Rusia con el Phantom VIII de la marca Rolls Royce.

“Esta estrategia fue formulada por el camarada Stalin”, dice Aslanyan.

Se sabe que ese líder soviético pidió que le fabricaran un automóvil como el Packard estadounidense, el cual fue llamado ZIS.

Ahora tenemos un Rolls Royce fabricado en nuestro país“, afirmó el experto, quien apunta a que es como si Putin estuviera realmente utilizando “un vehículo británico” en sus desplazamientos oficiales.