Pese a ganar demanda trabajadores en El Bronx aún no recuperan salarios

Empleados de Seneido Pérez, dueño de “El Monstruo de las gomas usadas”, ganaron una demanda por más de $1 millón, pero afirman que su exjefe movió sus activos para zafarse de la deuda
Pese a ganar demanda trabajadores en El Bronx aún no recuperan salarios
Robo de salario.Trabajadores Sterling De Jesus Ramirez (en rojo) Randolph Martinez, Luis Amador y Elias Fernandez (en gris).
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Entre el 2004 y el 2012 el dominicano Randolph Martínez trabajó en el negocio de llantas “El Monstruo de las gomas usadas”, en El Bronx, con jornadas de 12 horas diarias, de lunes a sábado, y un pago de solo $300 semanales, cifra muy por debajo del salario mínimo legal, y ni pensar en horas extra.

Según el trabajador, junto al evidente abuso laboral al que él y más de una docena de compañeros eran sometidos, sin siquiera tiempo fijo para comer, comenzaron los malos tratos. Luego vino “otra práctica de robo”, con la que el patrón achicaba cada vez más la quincena de sus empleados. “Se inventó una serie de descuentos por multas; por ejemplo, si uno dejaba una goma donde no debía estar, o una basurita, nos descontaba $20 a todo el mundo, sin importar quien la dejara, y así, de $20 en $20 nos pagaba menos”, comenta el empleado.

Cansados de los atropellos, en el 2012, Martínez y un total de 18 empleados del monta llantas interpusieron ante el Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York una querella contra el dueño del negocio, identificado como Seneido Pérez, por robo de salarios y prácticas abusivas, y las cosas se pusieron peor.

Que se vayan toditos. Que ya no los quiero aquí en mi negocio”, fue según Esterlin de Jesús Ramírez, otro de los trabajadores que interpuso la primera queja contra su jefe, el mensaje que el dueño de la cauchera dejó a todos los empleados, a quienes despidió inmediatamente con otra advertencia, que según el dominicano ha cumplido al pie de la letra.

“Hagan lo que quieran, porque mis abogados son mejores. Ya van a ver que me voy a burlar de ustedes y no les voy a pagar nada…”, fueron según Ramírez las palabras del dueño cuando ellos intentaron reclamar por sus derechos con una demanda colectiva que instauraron en 2015.

“Cuando lo llevamos a corte, y luego de una investigación, se dieron cuenta que él nos había robado salarios y después de una negociación le bajaron la deuda y aceptó pagarnos, pero no cumplió”, asegura con frustración Luis Amador, otro trabajador demandante. Según documentos del Departamento de Trabajo fechados el 10 de junio de 2016, el entonces dueño de “El Monstruo de las gomas usadas”, negoció para que le redujeran su responsabilidad de $2,026,443 a $1,086,734 con el compromiso de pagar en un plazo máximo de 180 días, pero los días pasaron y los trabajadores se quedaron esperando.

En medio de la impotencia y sintiéndose burlados, los empleados de la cauchera llevaron el caso ante la Corte Suprema de El Bronx, esta vez, a través de una demanda interpuesta por la comisionada del Departamento de Trabajo del Estado. Y aunque el 3 de marzo del 2017 ese tribunal ordenó el pago de la deuda, una vez más el exempleador incumplió, esta vez según Esterlin de Jesús Ramírez, usando una “táctica sucias”, como cambiar el nombre del negocio, “para salirse con la suya”.

“El perdió el caso delante del juez y ni siquiera así nos pagó. Lo que hizo en ese lapso de tiempo fue que agarró y puso los negocios a nombre de la hermana de él. Ella no tenía dinero y de repente salta que tiene negocios, pero la verdad siguen siendo de él, y se declaró en bancarrota”, comenta el trabajador. “Ahora dicen que no le pueden embargar nada, porque no le encontraron ningún tipo de bienes, pero pedimos la ayuda de las autoridades, porque con una investigación profunda, es fácil saber que le dio los negocios a otra gente para zafarse de la deuda. No puede ser posible que aquí en Nueva York no haya justicia y que los empleadores se burlen y roben así a los empleados”.

Robo de salario.Trabajadores Sterling De Jesus Ramirez (en rojo) Randolph Martinez, Luis Amador y Elias Fernandez (en gris).

Jill Aurora, vocera del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York confirmó que la corte de El Bronx efectivamente emitió dos sentencias de pago contra el empleador hace 11 meses, pero advirtió que ha sido difícil hacerlas efectivas porque la compañía ya no existe y Seneido Pérez no posee propiedades.

“Las colecciones, especialmente en instancias donde el negocio se cerró, y no podemos ubicar los activos, como es el caso aquí, presentan desafíos enormes y, a menudo, puede ser un proceso que lleva mucho tiempo”, aseguró la funcionaria, quien explicó que en lo que va del 2018 han presentado 3,132 casos por robo de salarios, es decir más de 500 cada vez. “Es realmente difícil de recuperar el dinero en estos casos. Pero, seguimos persistiendo en nuestros esfuerzos de aplicación de la ley en este y todos los juicios”.

La buena noticia para las víctimas de estos robos de sus patronos es que hay esperanzas de recuperar los salarios, pues desde el 2011 el Estado ha logrado que empleadores abusivos paguen $258.4 millones a 215,335 trabajadores. Tan solo el año pasado el Departamento de Trabajo ayudó a recuperar $35,370,000 a casi 40,000 trabajadores.

“Hacemos un llamado fuerte a cualquier víctima de robo de salarios, sin importar su estatus migratorio a que presenten sus denuncias ante el Departamento de Trabajo llamando al 1-888-4-NYSDOL”.

Modesta Toribio, de la organización Make the Road NY, que cada semana recibe entre 12 y 15 casos de robo de salarios, asegura que pese a la guerra que Nueva York le ha declarado a ese delito, todavía, incluso con órdenes de la corte, hay patronos que logran salir airosos y al final no pagan sus deudas. Además insiste que desde que Trump es presidente, los casos de robo han aumentado y el temor de los empleados de denunciar ha hecho que haya menos motivaciones para reclamar sus derechos.

“El problema es que tenemos las manos atadas en muchos casos por falta de leyes más precisas y severas que le pongan freno a estas prácticas, porque la ley debería imponer en esos casos arrestos y hasta cerrarles los negocios, para obligarlos a que no roben, porque muchos patronos se dan cuenta que pueden jugar con las leyes y venden sus negocios o los cambian de dueño y ya”, dijo la activista, quien reveló un dato más doloroso. “Casi siempre los robos de salario que recibimos aquí son de hispano contra hispano, es nuestra gente haciéndole daño a nuestra propia gente, y eso duele más”.

El concejal Ydanis Rodríguez, uno de los líderes políticos dominicanos de mayor rango en la Gran Manzana, lamentó que en Nueva York ocurran casos como el de los empleados de la gomera El Monstruo de las gomas usadas, y advirtió que ante los vacíos del sistema judicial, que permiten que dueños inescrupulosos no cumplan con sus responsabilidades, urgen acciones legales más amplias.

Robo de salario.Trabajadores Sterling De Jesus Ramirez (en rojo) Randolph Martinez, Luis Amador y Elias Fernandez (en gris).

“En este caso hay que seguir trabajando para asegurarnos de que se revisen las cosas en detalle con ayuda de la Fiscalía estatal, para que mire la forma en que se hizo el cambio de dueño o el traspaso del negocio. Y si se comprueba que la motivación fue deshacerse de la responsabilidad, el Estado debe asegurarse de que se hagan las investigaciones necesarias y se haga justicia para los trabajadores”, dijo Ydanis.

Y mientras pasan los días y los antiguos trabajadores de Seneido Pérez esperan que las autoridades encuentren una forma para que el empresario les pague, Elías Hernández, otro de los trabajadores de la citada gomera le envió un mensaje al que fuera su jefe: “Yo le digo que pague, que trate de cumplir con su responsabilidad, porque él tiene en sus manos un dinero sucio, porque no es de él. Es un dinero que nos lo ganamos nosotros con nuestro sudor”.

Intentamos obtener una respuesta de Pérez sobre el caso, pero tras varias llamadas y mensajes, nunca respondió.

Datos de la demanda

  • $2,026,443.34 fue el valor inicial reclamado por los trabajadores
  • $1,086,734.38 fue la cifra que el propietario acordó pagar
  • $627,262.71 fue el valor de salarios no pagados
  • $438,567.53 fue el valor de los intereses
  • $169,315.70 fue el valor de los daños liquidados
  • $677,262.71 fue el valor de penalidades civiles
  • 3 de marzo del 2017 la Corte de El Bronx ordenó el pago
  • 3,132 casos por robo de salarios se han levantado este año en el Departamento de Trabajo estatal
  • $258.4 millones se han recuperado en salarios robados desde 2011
  • 215,335 trabajadores han peleado por sus salarios con resultados positivos
  • $35,370,000 se recuperaron por salaries robados tan solo en 2017
  • 36,446 trabajadores recuperaron sus salaries el año pasado

Dónde interponer una denuncia y pedir ayuda

  • Puede llamar al Departamento de Trabajo estatal al 1-888-4-NYSDOL
  • También puede llamar a Modesta Toribio, de la organización Make the Road NY, al (347) 220 73 64

 

Invertirán$2.5 millones para abogados gratis en robo de salarios

Ante el auge de casos de robo de salarios en Nueva York, la Administración De Blasio y el Concejo Municipal aprobaron para el presupuesto del año fiscal 2019 una partida de $2.5 millones para ofrecer asesoría legal gratuita a los trabajadores que enfrenten abusos salariales de sus patronos.

Así lo dio a conocer el presidente del Comité de Justicia del Concejo, Rory Lancman, quien explicó que la iniciativa incluirá $2 millones otorgados por la Alcaldía y $500,000 por el Concejo, para servicios legales civiles a trabajadores, a través de organizaciones que ofrecen servicios legales que representan a empleados en casos de robo de salarios.

“El robo de salarios y las violaciones a la seguridad en el lugar de trabajo están rampantes en la ciudad de Nueva York, especialmente en las industrias de bajos salarios”, dijo el legislador. “Había una clara necesidad de servicios legales adicionales para los trabajadores que están siendo robados de su dinero duramente ganado. Esta iniciativa es un gran paso para garantizar que los trabajadores con bajos salarios tengan acceso a abogados y puedan recuperar lo que legítimamente se les debe”.

Dentro de las organizaciones que recibirán los fondos para ayudar a los trabajadores se encuentran:Legal Aid, Fast Food Justice,Urban Justice Center, NYLAG, Make the Road NY, Legal Services NYC, Mobilization for Justice, Catholic Migration Services y la 32BJ SEIU, entre otras organizaciones.

Si algún trabajador desea recibir la asesoría de un abogado gratuito en un caso de robo de salarios, puede llamar a la línea 311 y lo remitirán.