Rejuvenecimiento vaginal causa quemaduras, cicatrices y dolor, advierte la FDA

Los tratamientos con láser vaginal pueden provocar daños irreversibles a las mujeres
Rejuvenecimiento vaginal causa quemaduras, cicatrices y dolor, advierte la FDA
La FDA advirtió de los peligros de los tratamientos con láser vaginal.
Foto: Getty Images

Los tratamientos ofrecidos como de rejuvenecimiento vaginal son peligrosos y engañosos, advirtió la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA), por lo que advirtió a las compañías que los ofrecen que dejen de comercializar esos procedimientos con dispositivos láser.

En principio, la FDA permitió el uso de estos láser para tratar afecciones graves, como verrugas genitales, cáncer o para realizar histerectomías, pero desde hace poco, fabricantes y compañías comercializan el uso de estos dispositivos como tratamientos cosméticos para la salud vaginal o para atender condiciones como la incontinencia urinaria, la menopausia, la atrofia vaginal o incluso la disfunción sexual, y son populares entre mujeres jóvenes y maduras.

La FDA envió cartas a los fabricantes de MonaLisa Touch, Femilift, Venus Fiore RF Ablation System, y a compañías como Inmode, Sciton, Alma Lasers, Thermigen, BTL Aesthetics, BTL Industries y Cynosure, entre otras, para pedirles que dejen de promocionar tratamientos de rejuvenecimiento vaginal.

Estos procedimientos que destruyen o remodelan el tejido vaginal presentan graves riesgos, no cuentan con pruebas que respalden su uso para estos fines y provocan quemaduras vaginales, cicatrices y fuertes dolores posteriores.

De acuerdo con un reporte publicado en The New York Times, el fabricante BTL Industries comercializa un dispositivo de radiofrecuencia enfocado en la “salud íntima de las mujeres”, llamado Exilis Ultra 360, con el que ofrece reconstruir el colágeno y la elasticidad de la vagina, por lo que la FDA le solicitó documentación sobre el uso del producto para estos fines.

La Agencia ha recibido alrededor de 14 reportes de efectos adversos de estos tratamientos, entre los que se enlistan dolor significativo y sensación de quemazón.