Nueva York lidera esfuerzos para la recuperación de Puerto Rico

La comunidad boricua ha sido importante en el desarrollo de Nueva York
Nueva York lidera esfuerzos para la recuperación de Puerto Rico
El gobernador Andrew Cuomo visitó recientemente la Isla del Encanto.
Foto: suministrada / suministrada

Puerto Rico se recupera lentamente de la devastación del Huracán María y todos los neoyorquinos seguimos muy de cerca los acontecimientos en la isla que trabaja fuerte para salir de la crisis en que quedó sumergida luego del paso de este desastre natural.
Hace pocos días el Gobernador Andrew M. Cuomo y un equipo de expertos viajaron por quinta vez a la Isla del Encanto para ofrecer su apoyo, experiencia y ayuda económica para dar paso a un recuperación y reconstrucción. Su experiencia en asuntos de emergencia ha dado paso a que Nueva York envíe un equipo de más de 1,000 expertos en diferentes industrias que han ayudado a Puerto Rico a recuperarse más rápidamente.

No es un secreto que la respuesta del gobierno federal fue muy desorganizada e ineficiente. Esta respuesta creó mucha confusión y es una vergüenza que nuestro gobierno federal no haya respondido de una forma rápida y eficaz a la comunidad puertorriqueña. Es debido a esa ineficacia que nuestra gente isleña ha sufrido mucho más de lo debido. Sin los elementos básicos de sobrevivencia, muchos de sus habitantes dejaron sus casas, familiares y vecinos para buscar refugio temporal en nuestro estado.

Miles de familias llegaron a Nueva York ya que la situación en Puerto Rico era sencillamente insostenible. Escaseaban los elementos básicos para sobrevivir: agua, electricidad, alimentos, y gas. En fin, todo lo que compone una sociedad desarrollada. Los cálculos indican que unas 11,000 familias puertorriqueñas llegaron a Nueva York en busca de apoyo y un mejor futuro.

Desde su primera visita a la isla, el Gobernador Cuomo no sólo llevó su ayuda a la isla, sino que también aprobó un paquete económico de $11 millones para los puertorriqueños que viven en nuestro estado. Esta ayuda económica ofrece alivio para establecer vivienda, empleos, consejería y cuidado de salud para esas familias desplazadas que llegaron a Nueva York.

Muchas organizaciones sin fines de lucro han estado al frente de la distribución de esa ayuda que se ha enfocado en áreas del estado como la ciudad de Nueva York, Rochester y la región de la Capital donde está el mayor número de estas familias. Al retorno de su viaje a Puerto Rico la semana pasada, el Gobernador Cuomo adicionó $2 millones para seguir ofreciendo ayuda para las necesidades individuales de cada familia.

No es un secreto que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) no estaba preparada para atender la devastación que dejó el huracán María a su paso. El mismo reporte preparado por esta oficina indica que la respuesta federal debió anticipar muchas consecuencias, pero esto no sucedió. Como ha dicho el Gobernador Cuomo en varias ocasiones, el presidente de los Estados Unidos se debe disculpar con la comunidad puertorriqueña por las acciones del gobierno federal al ignorar las necesidades que dejó este desastre natural.

Y mientras que Washington no responde, Nueva York ha estado con Puerto Rico desde el momento que ocurrió el huracán. Desde el norte del estado, la capital, el sur, la ciudad de Nueva York y Long Island, los neoyorquinos han estado presentes para ayudar a la comunidad puertorriqueña. Más de 4,000 contenedores con artículos de primera necesidad han sido recogidos en los 13 centros de recolección a través del estado.

Nueva York le da la mano a sus hermanos puertorriqueños. Esta comunidad ha sido muy importante en el desarrollo de la ciudad y del estado. Nueva York está con la recuperación y la reconstrucción de Puerto Rico y nuestro estado, con el Gobernador Cuomo a la cabeza, lleva la delantera para seguir ofreciendo la ayuda necesaria para reconstruir una mejor Isla del Encanto.

(Rossana Rosado, Secretaria de Estado de Nueva York)