El poder que Trump dio a ICE contra inmigrantes


La llegada de Donald Trump a la presidencia otorgó alas al principal brazo antimigrante del gobierno estadounidense.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), una agencia federal que, en un gesto sin precedentes, respaldó la campaña del republicano en 2016, ha tenido una visibilidad y un poder mucho mayores a los que contaba durante la gestión de Barack Obama.

“La diferencia fundamental (con Trump) yo creo que está en el uso que se le está dando a ICE, que es el brazo policiaco, el brazo más parecido a la Gestapo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés)“, aseveró Valeria Luiselli, escritora del libro “Los Niños Perdidos”, que documenta la crisis migratoria en el gobierno de Barack Obama en 2014.

Muchas de las restricciones que tenía la agencia, creada tras el atentado terrorista del 9 de septiembre de 2001 y establecida formalmente en marzo de 2003, fueron eliminadas bajo la Administración actual, y desde entonces ha utilizado el miedo como su principal arma para lograr su objetivo.

Hay muchas más redadas a migrantes, redadas de casas, en los espacios de trabajo. Entonces, han infundido terror. Básicamente, esa es la gran diferencia (…), el Estado de terror que se ha creado a través del abuso de poder de ICE”, agregó la novelista mexicana radicada en Estados Unidos.

“(El Fiscal General) Jeff Sessions no tuvo que declarar (la política de “tolerancia cero”) para que nosotros supiéramos que ya no había tolerancia (…), ya llevábamos un año o más peleando con una Administración que criminalizó a los migrantes”, comentó por su parte Ana Pilou, quien fungió este verano como voluntaria como pasante legal en el South Family Texas Residential Center, que es el centro de detención familiar más grande de ese país.

De acuerdo con el diario The Atlantic, en los primeros ocho meses de la Presidencia de Trump, la agencia federal aumentó las detenciones en un 42 por ciento.

Con la política de “tolerancia cero”, el Gobierno separó en la frontera con México a más de 2 mil niños indocumentados de sus padres. Esta tarea fue llevada a cabo principalmente por los agentes de ICE.

“Yo creo que este Gobierno le ha dado más poder de discreción (a ICE) en términos de las categorías que define como prioridades de deportaciones”, explicó Ginger Thompson, periodista de ProPublica que dio a conocer un audio en el que se escuchaba el temor de menores separados de sus padres.

“Hay una mayoría de migrantes que está viviendo en este país sin papeles (que para esta Administración) son prioridad (de deportación); durante Obama los prioritarios eran migrantes que tenían un récord criminal”, agregó.

Sin embargo, el futuro de ICE se ha puesto sobre la mesa, puesto que varios legisladores demócratas y activistas han pedido su reforma e incluso su abolición.

Aunque de momento dicha propuesta resulta poco probable con una Cámara de Representantes controlada por los republicanos, el tema podría ponerse a debate tras las elecciones legislativas del 6 de noviembre.