¿Quién es Christine Hallquist y por qué es importante su nominación como gobernadora?

La aspirante a gobernar Vermont ya hizo historia con su triunfo, pero podría lograr más
¿Quién es Christine Hallquist y por qué es importante su nominación como gobernadora?
Christine Hallquist competirá por la gubernatura de Vermont.
Foto: Captura Channel 4 News

El nombre de Christine Hallquist saltó a la palestra de la política nacional al ganar las elecciones intermedias del Partido Demócrata para competir por la gubernatura de Vermont.

La importancia de su logro radica en que es la primera mujer transgénero en avanzar seriamente para ocupar un puesto de tal importancia y de relevancia aún inmedible para la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero y queer (LGBTQ).

Hallquist dijo que el resultado no la sorprendió, destacando la tendencia progresista de Vermont en temas de derechos civiles.

En una entrevista con CNN, la demócrata que dijo que decidió impulsar su candidatura ante las políticas del presidente Donald Trump.

“Hay un ataque sistemático y va a comenzar con las comunidades más marginadas, así que el hecho de que nuestro presidente haya perseguido a la comunidad transgénero no es una sorpresa y creo que todos deberían tener miedo”, dijo.

Otro aspecto que destacó sobre su triunfo es que la comunidad transgénero se sentirá más empoderada.

“La gente como yo y que normalmente no estaría en la política se están levantando por todas partes (en respuesta a la elección de Trump) y creo que eso es lo que parece una democracia saludable”, expresó.

Hallquist se mudó a Essex Junction, Vermont, en 1976, y luego se estableció cn su esposa Pat en 1984 en Hyde Park, junto al Green River Reservoir.

En 1998, se unió a Vermont Electric Coop como consultora de ingeniería y tecnología, aportando su experiencia en ingeniería de procesos gracias a su trabajo con empresas líderes en tecnología de la información y consultoría.

En 2000, Christine se convirtió en Gerente de Ingeniería y Operaciones, y 2005 fue asignada coo Directora Ejecutiva, luego de que la Coop, en un momento en que la empresa tenía severos problemas económicos.

Christine buscó empoderar a los empleados de la cooperativa al darles las herramientas que necesitaban para salir adelante y reconstruir las finanzas de Coop, hasta transformarlo en un líder nacional en el uso de fuentes renovables de producción de electricidad para combatir el cambio climático.

Fue presidenta de las estrategias y comités de asesoramiento técnico de la Asociación Nacional de Cooperativas Eléctricas Rurales, donde abogó por tecnologías innovadoras que permitieran una alta penetración de las energías renovables en la red.

La empresa actualmente satisface el 96 por ciento de sus necesidades de energía de fuentes libres de carbono, el cumplimiento de los objetivos del estado para lograr el mandato 100 por ciento renovable para 2050.

“Los valores de la cooperación entre las cooperativas y la preocupación por la comunidad son una gran base para el liderazgo a nivel estatal. El poder de las personas que quieren hacer el bien, trabajar juntas, es más poderoso que sus habilidades individuales“, considera.

Su hijo, Derek, filmó un documental en 2005, “Denial”, a partir del cual ella decidió asumir su verdadera personalidad: una mujer transgénero, un cambio que la llevó a ser la primera líder empresarial del país al tomar esa decisión.

Una de las anécdotas que Hallquist contó fue cuando su hija le preguntó sobre su transición y le contó que sentía que padecía transfobia.

“Estaba en una reunión con los CEO y dije algo en la mañana y ellos no me escucharon. Fue algo inusual. Dije algo más tarde y no me escucharon… En la tarde, uno de los CEO dijo: ‘¡Ah, es algo que Christine dijo esta mañana'”, contó la candidata, a lo que su hija le respondió: “Mi hija me dijo, eso no es transfobia, bienvenida a ser mujer”.