El blanqueamiento anal, qué es y por qué los hombres se lo hacen

La influencia de los medios de comunicación y todos los elementos de la cultura modifica nuestras prácticas sexuales
El blanqueamiento anal, qué es y por qué los hombres se lo hacen

Enrique Ramirez es un esteticista con licencia. Ha estado trabajando en la industria del salón durante casi dos décadas. A lo largo de los años, ha brindado muchos servicios diferentes a muchas personas diferentes. Pero más recientemente, ha estado recibiendo consultas de un grupo demográfico específico sobre un servicio muy específico. Más recientemente, ha estado recibiendo hombres heterosexuales preguntando por blanquear sus colillas.

El blanqueamiento anal es un procedimiento cosmético diseñado para aclarar el color de la piel alrededor del ano. (A la pornografía, así como a los Kardashians, se les atribuye haber ayudado a popularizar la tendencia). Y aunque el procedimiento puede parecer extremo, sin mencionar costoso (cuesta $ 110 por sesión), es una tendencia hoy en día.  

Según la International Spa Association, el número de hombres que se entregan a tratamientos estéticos ha aumentado un 29% desde 2005. Tampoco es particularmente sorprendente que sus hábitos de aseo se extiendan también al área de genital: la influencia de el  porno ha llevado a muchos hombres a depilarse o afeitarse los testículos.

Según informa Men’s Health, una encuesta realizada por la marca Nivea for Men para el cuidado de la piel descubrió que el 79% de los hombres de todas las orientaciones sexuales admitía afeitarse sus partes íntimas al menos una vez al mes.

El informe también descubrió que casi el 10% de los hombres se afeitaban regularmente y el 24% admitía haber saltado a YouTube en busca de instrucciones sobre cómo hacerlo de manera segura. Y están dispuestos a reclutar profesionales para hacerle los servicios.

“Algunas personas disfrutan de la sensación de analingus y sexo anal con la piel desnuda, y muchas personas disfrutan de la hipersensibilidad de la piel después de depilarse o afeitarse”, le contó Anne Hodder, educadora de relaciones sexuales y relaciones múltiples con base en Los Ángeles a la especializada revista.

También una razón de ego y pura vanidad detrás de todo, porque si se depilan los testículos se ven más grandes y les hace sentir más masculinos.

Las nuevas prácticas sexuales tienen mucho que ver también en la apariencia estética. Cada vez son más los hombres que, aun siendo heterosexuales, desean ser penetrados analmente por sus esposas o novias.

Según le contó Paul Nelson, sexólogo clínico del Proyecto de Salud Sexual para Hombres a Mel Magazine “A los chicos les encanta que los estimulen el nervio pudendo, que enerva el ano, el perineo y los genitales. Las mujeres quieren probarlo, y los hombres se vuelven adictos”.

El juego anal heterosexual está de moda y con eso ha llegado un nuevo conjunto de rituales y expectativas para su práctica.

Pero aunque cada vez sean más los salones que depilen y blanqueen el ano a los hombres, hay que tener en cuenta que estos servicios deben realizarse por profesionales.

El vello púbico existe en gran parte como una barrera protectora, y eso también se aplica al cabello alrededor del ano y el perineo (el parche de piel entre el escroto y el ano). La depilación con cera o afeitado sin una preparación adecuada de antemano puede ponerlo en riesgo de desarrollar una erupción o una infección.