Anuncian disminución de niños contaminados con plomo en NYC

Nuevo reporte indica que desde 2010, ha habido una caída del 69% en el número de infantes neoyorquinos intoxicados por altos niveles de este elemento químico en su sangre
Anuncian disminución de niños contaminados con plomo en NYC
Por lo general, los niños se intoxican con plomo por la pintura descascarada o dañada en sus departos.
Foto: ARCHIVO

Más allá de la gran controversia en la que se encuentra envuelta la Administración del alcalde Bill de Blasio, después de que saliera a la luz pública que la autoridad de vivienda pública de la ciudad (NYCHA) no había inspeccionado los peligros de contaminacion por pintura con plomo en sus 176,000 apartamentos durante al menos cinco años, y de las nuevas cifras que indican que más de 1,100 niños en esas viviendas ha estado expuestos a niveles de contaminación con plomo desde 2012, un nuevo reporte de la autoridades de Salud reveló que, en líneas generales, se han reducido significativamente los casos de niños intoxicados con este químico en toda la ciuda.

La cantidad de niños neoyorquinos que presentan niveles de plomo en la sangre ha bajado considerablemente en toda la ciudad en los últimos años y han llegado a niveles mínimos históricos. Así lo reveló el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH), que publicó este jueves el nuevo “Informe Trimestral de Vigilancia del Nivel de Plomo en la Sangre Infantil“, que cubre el primer y el segundo trimestre del año 2018 (de enero a junio).

Los datos presentados en el informe revelan que las tasas de niños de la Ciudad de Nueva York menores de 18 años con un nivel de plomo en la sangre (BLL) de 5 mcg/dL -el nivel de referencia utilizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que es considerado alto y peligroso-, están disminuyendo constantemente en la Gran Manzana.

Se estima que desde 2010, ha habido una disminución del 69% en el número de niños menores de 18 años con niveles de plomo en sangre de 5 mcg/dL o más. Esta disminución es evidente tanto en los niños que viven en viviendas privadas como en los que viven en viviendas públicas.

El informe del DOHMH indica que las tasas de niños expuestos al plomo disminuyeron en 2017 tanto para los pequeños que residen en viviendas privadas como los que viven en complejos de viviendas públicas (NYCHA).

En 2017, de los 362,119 niños menores de 18 años evaluados por envenenamiento por plomo, el 98.5% (356,802 niños) tenían un BLL menor a 5 mcg/dL. De los 5,317 niños restantes con BLL elevados, el 97% (5,157 niños) vivían en viviendas privadas, y el 3% (160 niños) vivían en viviendas públicas.

Estas tendencias a la baja fueron similares durante los primeros dos trimestres de 2018, con 98.6% de los niños (180,299) con un BLL menor a 5 mcg/dL. Había 2,602 niños menores de 18 años con niveles de plomo en sangre de 5 mcg/dL o más. De estos, 77 niños vivían en viviendas públicas.

Y, de acuerdo al DOHMH, a medida que ha bajado la exposición infantil al plomo, también han aumentado las tasas de pruebas en niños menores de 3 años en toda la ciudad de Nueva York. Entre los niños nacidos en 2013, el 88% de los que viven en viviendas de NYCHA, fueron evaluados a la edad de 3 años, en comparación con el 74% de los niños en viviendas privadas.

“El envenenamiento con plomo en la niñez continúa disminuyendo en la ciudad de Nueva York, pero todos nosotros podemos jugar un papel para proteger a los niños de la exposición al plomo”, dijo la comisionada de Salud, la doctora Mary T. Bassett.

Este informe trimestral es un complemento del informe anual de vigilancia del nivel de plomo en sangre del DOHMH.

Evite la exposición

Las autoridades del DOHMH urgen a los neoyorquinos que informe sobre la pintura descascarada o dañada al propietario de su edificio. Los propietarios de edificios deben reparar con seguridad la pintura desconchada. Si no arreglan la pintura, puede informarlo en la página nyc.gov/311 o llamando al 311.

“Si tiene pintura descascarada o dañada en su casa, llame al 311″, dijo la comisionada Bassett.

Mientras no se realicen las reparaciones se sugiere mantener a los niños alejados de pintura descascarada y renovaciones. También se  aconseja lavar pisos y ventanas con frecuencia y lavar los juguetes de niños menores de 6 años.

Otro consejo es evitar comprar y usar productos importados que puedan contener plomo, como ciertas especias, medicinas tradicionales, cosméticos, cerámica y juguetes.

Para una lista completa y más consejos de seguridad visite: nyc.gov/lead.

Hágale pruebas a sus hijos

Un análisis de sangre es la única forma de averiguar si usted o su hijo tienen un nivel de plomo elevado en la sangre. En el estado de Nueva York, los niños deben someterse a pruebas de envenenamiento por plomo a la edad de 1 y 2 años y realizarse un examen de detección de riesgo hasta los 6 años de edad.

Pida a su médico que evalúe a niños mayores si cree que pudieron haber estado expuestos al plomo. Las mujeres embarazadas deben ser evaluadas para la exposición al plomo en su primera visita prenatal.

Llame al 311 para obtener ayuda para encontrar un médico o una clínica.