Trump logra cometido: inmigrantes abandonan ayuda alimentaria por miedo a castigos


Una de los proyectos más polémicos del gobierno del presidente Donald Trump es su intención de castigar a inmigrantes que soliciten cualquier ayuda federal, como alimentación.

Un reporte de Politico indica que, aunque la política que deberá implementar la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) está en revisión, los inmigrantes están rechazando la ayuda del gobierno para comprar fórmula infantil y alimentos saludables para sus hijos pequeños.

En junio, un memorando de USCIS integró entre sus siete condicionantes para evaluar otorgar un beneficio migratorio, el hecho de que una persona pueda ser “una carga pública”, al solicitar programas federales de ayuda, incluidos planes de salud y alimentación.

Al hacerlo, la autoridad consideraría seriamente negar la Residencia Legal Permanente o “green card” a un inmigrante, incluso evitar que obtenga la ciudadanía.

“Los proveedores de salud locales dicen que han recibido llamadas telefónicas de familias inmigrantes tanto documentadas como indocumentadas que piden ser retiradas de los roles de WIC, un programa federal de nutrición dirigido a mujeres embarazadas y niños”, reportó Politico.

Las agencias en al menos 18 estados dicen que han visto caídas de hasta un 20 por ciento en la inscripción, y atribuyen el cambio en gran medida a los temores sobre la política migratoria del presidente Trump, la cual, como se mencionó, se preparan sus reglas.

“Es un reglamento de sigilo”, dijo Kathleen Campbell Walker, abogada de inmigración de Dickinson Wright en El Paso, Texas. “Realmente no existe, pero se está aplicando subliminalmente”.

Los defensores de la salud dicen que el cambio de política podría poner más bebés nacidos en Estados Unidos en riesgo de bajo peso al nacer y otros problemas, socavando la salud pública y, al mismo tiempo, aumentando los costos de la atención médica a expensas de los contribuyentes.

WIC atiende aproximadamente a la mitad de todos los bebés nacidos en los Estados Unidos al proporcionar vales o tarjetas de beneficios para que las embarazadas y las familias con niños pequeños puedan comprar alimentos básicos y fórmulas infantiles.

¿Cómo afecta esto si el bebé es estadounidense? Los expertos indican que aunque el recién nacido sea originario de EEUU, quizá uno de sus padres o ambos es inmigrante y está a punto de presentar o ya tiene un proceso ante USCIS.