Amanda Séptimo una joven dominicana que busca llegar a la Asamblea

Con apenas 27 años, la experta en ciencias políticas, de origen dominicano, desea llegar a Albany para lucha por El Bronx
Amanda Séptimo una joven dominicana que busca llegar a la Asamblea
Candidata Amanda Septimo. Latinas al Poder.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Hasta hace unos meses los habitantes del Distrito 84 de El Bronx no conocían mucho a Amanda Séptimo. Pero desde marzo pasado, y con el frío calándole los huesos, tras lanzarse para una curul en la Asamblea Estatal, la joven de 27 años se puso una meta: tocar la mayor cantidad de puertas ella sola para que la gente la conociera personalmente y pedirles su apoyo para llegar a Albany. Esa meta ya la cumplió. Ahora Amanda quiere desbancar de la curul a la asambleísta Carmen Arroyo, quien lleva 24 años en esa silla, y pelear por su comunidad.

“Yo quiero que mi gente me dé la oportunidad. Yo soy una mujer nacida y criada en el distrito donde estoy corriendo, y cuando tenía 15 años y estaba en un programa juvenil, entendí el poder que viene con la política y quiero usarlo para ayudar a cambiar a mi distrito”, asegura la experta en ciencias políticas, quien trabajó como enlace entre la oficina del congresista José Serrano y la comunidad y también con el sindicato de escuelas públicas.

“El Bronx cada vez está peor. Cada crisis que hay en la ciudad allá la tenemos peor. Las rentas nos están matando. Tenemos las peores escuelas de la ciudad, el condado más pobre, las tasas de asma más altas del país y hay una crisis de liderazgo”, agrega la joven, a quien sus simpatizantes describen como una mujer muy inteligente y sencilla.

La política advierte que ya tiene claro como empezará a trabajar desde la Legislatura, en caso de ganar las elecciones.

“Creo que la educación y las escuelas son lo más importante para que trabajemos. Quiero comenzar un programa piloto de adopción de escuelas por parte de negocios, también promover los programas “after school” para todos para darles oportunidades y recursos a los muchachos y no que se la pasen en las calles”, dijo la demócrata. “Y algo muy importante es volver a hacer que los centros comunitarios estén abiertos hasta las 12 de la media noche en el verano. A veces los jóvenes solo quieren estar en un sitio con sus amigos y ya, sin tener miedo a la calle y sé que si hacemos eso y creamos más trabajos y luchamos contra las rentas e invertimos en oportunidades para entrenar a nuestra comunidad en tecnología, construcción y trabajos ecológicos, El Bronx va a ser diferente”.

Y aunque admite que respeta mucho a la actual asambleísta de su distrito, Amanda Séptimo señala que en los últimos años Carmen Arroyo no se ha sentido en Albany.

“Creo que al principio ella hizo un buen trabajo y por eso la gente la veía como líder y la eligieron, pero ahora no. Y no podemos quedarnos en el pasado. Ella y el distrito se quedaron en el pasado por falta de acciones y por no trabajar para que nos lleguen más recursos”, aseguró la candidata. “No es un ataque personal, pero ella no está haciendo el trabajo”.

Y mientras llega el día de las elecciones, la candidata seguirá tocando a más puertas para convencer a votantes, esta vez con el sol y el calor a cuestas. Ella asegura que a diferencia de otros políticos, su estrategia es no recibir dinero de corporaciones para no comprometerse ni deberle nada a nadie cuando llegue a la Asamblea.

“Yo llego a las puertas tocando como una vecina, porque eso soy, y llego a hablar de lo qué está pasando y la gente me dice que nunca habían visto que los políticos tocaran en sus casas y siento que con ese trabajo directo se hace una diferencia”, dice la joven política. “Si ganamos va a ser por la gente, y como no le debemos favores a nadie vamos a poder trabajar libremente por la gente haciendo política de otra forma”, concluye.