Naomi Osaka cumple su sueño y arrolla a Williams


NUEVA YORK.– La japonesa Naomi Osaka se coronó campeona del US Open al derrotar sin atenuantes en 1 hora con 19 minutos a la seis veces ganadora de este torneo, Serena Williams por 6-2 y 6-4

Osaka de 20 años, alcanza su primer Grand Slam de su carrera truncando el sueño de Williams que buscaba su séptima corona en Flushing Meadows e igualar el récord de 24 grandes que ostenta la australiana Margaret Court.

Osaka es la primera jugadora nipona en ganar un Grand Slam.

La jugadora japonesa es la primera de esa nacionalidad en coronarse campeona de un Grand Slam y la más joven del US Open desde que lo ganara la rusa Maria Sharapova cuando tenía 19 años en 2006.

Al final, los 21 errores no forzados de Serena contra 14 de Osaka, reflejan en buena medida lo que ocurrió en el partido. Mientras la japonesa se recorría todos los sectores de la cancha, Serena apenas pudo responder apuradamente y en consecuencia, fallar repetidamente.

La frescura de sus 20 años le dieron el vuelo para mover a placer y dominar ampliamente a Serena para con dos quiebres de servicio -en el tercer game y en el quinto- adjudicarse el primer parcial 6-2 en apenas 34 minutos. Once errores no forzados y 3 dobles faltas  de la estadounidense, en el set de inicio, muestran que el plan de juego de la nipona estaba surtiendo efecto,

Osaka, hija de padre haitiano y madre japonesa y residente en Estados Unidos, impuso su juego desde el inicio jugando a las líneas para desgastar a Williams, que cumplirá 37 años el próximo 26 de septiembre, es una de las jugadoras de más edad del circuito.

Para el segundo parcial, Williams buscó imponer fuerza a sus golpes, pero allí estuvo la carismática japonesa para anular esos intentos, hasta que llegó la recompensa a su persistencia. Williams logra quebrar el servicio de Osaka en el cuarto game, no obstante seguía cometiendo dobles faltas.

Osaka no se deja  intimidar y devuelve de inmediato el quiebre lo que descompone a la campeona estadounidense que estrella la raqueta contra el piso de impotencia, lo que le vale un punto de sanción del juez central que ya antes le había advertido por recibir asistencia de su entrenador Patrick Mouratoglou.

Cuando el partido estaba 4-3 tras un nuevo quiebre de Osaka, el partido se detiene por los reincidentes reclamos de Serena al árbitro portugués Carlos Ramos, que penaliza con la pérdida de un game a Williams por abuso verbal, al insurtarlo repetidamente, en clara violación al código de conducta.

Por casi cuatro minutos se detienen las acciones e intervienen Brian Earley y Donna Kelso,el veedor del torneo y la supervisora de la WTA, respectivamente, a pedido de Williams que estalla en llanto: “No es justo, no es justo. El es quien debe disculparse, no entiendo porqué me sanciona” se escucha decir a la estadounidense.

Osaka concluyó su recorrido triunfal derrotando  a la alemana Laura Siegemund (6-3, 6-2), a la israelí Julia Glusho (6-2, 6-0), a las bielorrusas Aliaksandra Sasnovich (6-0, 6-0) y Aryna Sabalenka (6-3, 2-6, 6-4), a la ucraniana Lesia Tsurenko (6-1, 6-1),estadounidense Madison Keys (6-2 y 6-4) en la final a la también local Serena Williams 6-2, 6-4.