De la calle más polvorienta a la NASA, una vida creando oportunidades

Sylvia Acevedo, presidenta de Girl Scouts of USA, explica en una biografía dirigida a niños y padres cómo prepararse para alcanzar los sueños de cada uno
De la calle más polvorienta a la NASA, una vida creando oportunidades
Sylvia Acevedo es la presidenta de Girl Scouts of USA, y es ingeniera astronáutica./A. B. N.
Foto: El Diario

“Crecí en una calle con polvo, comprábamos el pollo al vecino, no porque fuera orgánico, sino porque era el más barato ya que los criaba en su patio. Mis raíces no son el privilegio pero he aprovechado las oportunidades incluso cuando ha sido difícil”.

Esa experiencias de crear oportunidades, prepararse para cuando estas llegaran y conseguir objetivos, a primera vista casi imposibles, se recogen en un libro biográfico que Sylvia Acevedo, presidenta de Girls Scouts de USA, acaba de publicar. “Camino a las estrellas, mi recorrido de girl scout a ingeniera astronáutica”. Es una lectura para padres e hijos y el mensaje que quiere mandar es que nunca “se desista de los sueños que se tienen”.

“Aunque hubo muchas dificultades en mi vida, el libro es sobre cómo superarlas”, explica. “Muchos niños ven a atletas, cantantes y estrellas de música que nunca dejan escapar sus sueños pero saben que hay otras personas que tampoco lo hacen, como yo. He vivido la vida que soñé, soy un ingeniera astronáutica, trabajé en NASA”.

Acevedo participó en dos misiones de alto perfil, la del Voyager II a Jupiter y durante un tiempo en la Sonda Solar que se acaba de lanzar.

Desde que se tuvo la idea de mandar una sonda al sol hasta que se ha hecho han pasado 30 años y cuando se empezó a pensar en ello no se tenían los materiales necesarios. Pero los científicos persistieron.

En esencia, buena parte de su biografía se ve reflejada en este proyecto en el que trabajó en fases iniciales. “Para conseguir alcanzar objetivos complejos hay que desmenuzarlos para ir poco a poco trabajando en los problemas que tienen solución con la idea de ir avanzando. Es así como se solucionan los grandes retos”. Explica que este es su forma de trabajo y la aprendió de su monitora cuando era una girl scout.

Ciencias y matemáticas

A esta organización le agradece la formación que recibió “y la ayuda con mi amor por las ciencias y matemáticas cuando era muy joven”. Ese apoyo le permitió tomar en serio estas materias cuando por su edad y el ambiente en el que creció “no eran necesariamente populares”, explica.

Acevedo es descendiente de mexicanos. Todos sus abuelos y su madre son de este país. Su padre nació en El Paso, Texas, y la familia creció en Las Cruces, Nuevo México. “Hablábamos español en casa y siempre íbamos a México a ver a la familia”, cuenta. “Desafortunadamente mi hermana más joven enfermó. Vivíamos en un barrio de calles polvorientas y tuvo meningitis a los 19 meses”.

Fue devastador para la familia porque la pequeña Laura quedó severamente afectada por la enfermedad. “No teníamos ni un teléfono en mi casa cuando mi hermana enfermó. Mi madre estuvo llamando a la puerta de los vecinos para que la llevaran al hospital”, recuerda.

La madre decidió cambiar de barrio para no dejar expuestos al resto de sus hijos. Les cambió de escuela a una de alto rendimiento y Acevedo se unió a las scouts.

“Eso me dio la estructura de cómo crear oportunidades y vivir la vida de mis sueños”. Acevedo dice que el programa de las galletas le enseñó a vender y la animaron para estar en el programa de ciencia y matemáticas. A lo 10 años dice que se dio cuenta que la ciencia es como cocinar. “Se ponen ingredientes juntos a la temperatura adecuada y cuando todo se hace bien, funciona”.”Si puedo cocinar, puedo hacer ciencia”, se dijo.

Oportunidades

Ella no se planteó si podía hacer algo sino cómo lograrlo dando los pasos posibles. “Para alguien que ha sido criado en casi pobreza, viviendo de cheque en cheque, es difícil saber cómo crear oportunidades. No se sabe cómo pensar de esa manera. Uno no piensa en empresariado, nadie te dice nada de emprender, solo se espera el siguiente cheque para aguantar y comer mucho frijol con chorizo porque es lo que se tiene”, explica al hablar de las scouts.

Latina, mujer en un hogar de bajos ingresos, la ciencia no era el camino en el que le animaban a ponerse y se dio cuenta que había muchos pequeños retos que superar. Incluso tocar los timbales en la banda le fue difícil porque el director de esta le dijo que no era lo suficientemente fuerte para sujetarlos. Con la idea de serlo entrenó diariamente para fortalecerse caminando con una chaqueta que iba llenando con piedras. “Tenía mi sueño. Hay que persistir”.

Con este libro quiere transmitir a los padres que las decisiones que toman impactan a sus hijos. Como lo fue la decisión de su madre de cambiar de barrio. “Hay que dejar pasar los sueños de uno para que los niños sean ellos mismos”.

A los menores les quiere dar a entender que hay que trabajar duro para conseguir las que sueñen. “Quiero que los chicos se den cuenta que han de prepararse antes de que lleguen las oportunidades porque si esperan a estas, la van a perder. He tenido oportunidades en la vida porque me he preparado antes de que estas llegaran”, explica. “Cuando ha llegado yo estaba lista”.

Hay que desenchufar

Sylvia Acevedo creó un cohete a los 11 años que consiguió despegar. Creció sin la tecnología actual pero ha colaborado en la creación de ingenios difíciles de imaginar. Al hablar de lo pendientes que están los niños de las pantallas de celulares y computadores cree que “es importante tener momentos de desechufarse”. Dice que le decepciona que haya niños que no sepan leer expresiones faciales porque están mirando pantallas y por ello no capten pequeños matices.

“Si piensas en todo lo que aprendes en un iPad, esa actividad ha sido ya predefinida por alguien, alguien ha hecho ya las limitaciones”, explica. Su mensaje es que los niños tienen que ser más independientes en su creatividad y que los padres tienen que dedicar tiempo para que los niños apaguen sus aparatos y aprendan a estar con gente. “Esa es una capacidad muy importante”.