El oscuro secreto para que los hombres sientan placer máximo durante el orgasmo


Aunque hombres y mujeres con una vida sexual sana buscan orgasmos más plenos y placenteros, en el caso de ellos alcanzar el estado de éxtasis se remite siempre a la estimulación del pene y a la eyaculación. Sin embargo, un estudio publicado por la revista Clinical Anatomy revela un secreto infalible para que los hombres experimenten placer al máximo durante el orgasmo, el problema es que está rodeado de prejuicios.

Luego de una revisión a detalle de la anatomía masculina y de los procesos biológicos que conducen a los hombres al orgasmo, la investigación señala un método infalible para que los hombres logren el éxtasis acompañados de un placer excepcional. Sin embargo, pocos hombres y pocos investigadores se han atrevido a explorarlo con mayor profundidad debido a la polémica que suele despertar.

El secreto que este controvertido estudio señala para lograr el máximo placer durante el orgasmo es el siguiente: se trata de estimular la próstata a través del ano. “No hay duda de que estimular la próstata a través de la pared rectal puede crear sentimientos de éxtasis que son excepcionalmente placenteros, que a menudo superan aquellos obtenido por la estimulación del pene”, señala el artículo. En pocas palabras, lo que los autores de la investigación sugieren es que la estimulación anal puede ser más placentera para los hombres que la estimulación del pene.

Esta afirmación puede sonar incómoda, incluso irritante para muchos hombres, pues implica la idea de insertar “algo” (juguetes, dedos) en el ano, y ello, a su vez, tiene una connotación homosexual aunque no necesariamente sea verdad.

La investigación cita el caso de un hombre heterosexual que, luego de atreverse a probar la estimulación rectal durante la masturbación, se volvió multiorgásmico sin necesidad de estimular el pene y sin eyacular: logró experimentar hasta 10 orgasmos antes de eyacular por primera vez en una sola sesión sexual. Además, los beneficios de la estimulación anal para evitar la inflamación de la próstata ha sido referida en otras investigaciones.

Y si bien, el estudio indica que la estimulación de la próstata también se puede realizar a través de la pared externa del perineo, es decir, en la piel que se encuentra entre los testículos y el ano, también señala que el estímulo más placentero es el que se hace directamente sobre el órgano introduciendo un juguete diseñado para la zona o un dedo.

Por supuesto que poner a prueba esta práctica no es para todos los hombres ni para todas las parejas heterosexuales, sólo para quienes logren superar sus propios límites de creencias e ideas y puedan darse la oportunidad de romper sus esquemas mentales para probar algo distinto sin prejuicios. Después de todo, en el sexo y el amor, todo se vale.