ICE debe ser reemplazado

Foto: ICE

Recientemente, se ha hecho un llamado para la abolición de ICE. Yo también pido que se reemplace el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU. El sistema actual no funciona, y hemos visto demasiados abusos y violaciones de la confianza pública. Esto incluye la manera indistinta en que el presidente Donald Trump está aplicando la ley, arrestos en la corte, arrestos de familiares encontrados durante redadas, aumentos en la detención de niños y adultos … y la lista continúa.

En el área de la ciudad de Nueva York, los arrestos civiles de inmigrantes sin antecedentes penales han aumentado en un 225% en el primer año fiscal bajo Trump en comparación con el mismo período antes de que comenzara su mandato. Entonces: No solamente personas con violaciones menores o delitos menores sin violencia, sino muchos sin antecedentes penales en absoluto.

Como dijo el alcalde Bill de Blasio, el gobierno federal debería crear algo diferente y algo mejor. Como guía, uno debería usar a la ciudad de Nueva York.

Una solución adecuada que defiende la seguridad pública y protege la seguridad nacional también debería promover la inclusión de las comunidades de inmigrantes. Esta es una realidad que se ha desarrollado en la ciudad de Nueva York. Con Trump como presidente, ICE Enforcement & Removal Operations, la división que en gran medida lleva a cabo la aplicación de la ley de inmigración, ha puesto fin a las políticas anteriores que priorizaban la atención a las personas con graves condenas penales.

ICE se ha negado a establecer prioridades razonables bajo esta administración y esto ha resultado en demasiados arrestos de residentes, quienes no representan un riesgo para nuestra seguridad. Esto separa innecesariamente a familias, incluyendo muchas con niños que son ciudadanos de los EEUU. Esto es especialmente perjudicial en la ciudad de Nueva York, donde más de un millón de residentes viven en hogares con familias en un estado “mixto”, es decir en un hogar con al menos una persona indocumentada. La falta de prioridades en la manera en que estamos aplicando la ley de inmigración, amenaza a muchos de nuestros colegas, vecinos, y amigos.

La seguridad pública es lo que impulsa nuestro trabajo cuando aplicamos nuestras leyes. Seguiremos trabajando junto con la aplicación de leyes de inmigración solo cuando sea esencial para mantener a la ciudad de Nueva York como la ciudad más segura del país. Por ejemplo, la ciudad participa en grupos de trabajo interagenciales para combatir el terrorismo y las organizaciones criminales transnacionales. Trabajamos con una división especial, ICE Homeland Security Investigations, en investigaciones criminales de pandillas, el tráfico humano y la explotación infantil. También trabajamos con la Oficina de Asuntos de Salud del Departamento de Seguridad Nacional para ayudar a controlar el ataque terrorista biológico o químico.

Estas son alianzas cruciales y comienzan el camino hacia un reemplazo positivo de ICE. El Congreso debería centrarse en definir prioridades claras y sensatas para limitar la aplicación de la ley de inmigración civil y las detenciones para centrarse en aquellos que realmente representan una amenaza para nuestros residentes. El reemplazo de ICE también debe tener mejores reglas y supervisión suficiente para garantizar que la ejecución y la detención, cuando sea necesario, se realicen humanamente y respeten los principios básicos de equidad y justicia; por ejemplo, sin realizar arrestos en tribunales estatales ni revocar órdenes de supervisión que existen desde mucho tiempo.

Además, separar las funciones de inmigración civil de las funciones criminales ayudaría a garantizar que el trabajo delictivo conserve la confianza pública sin despertar el miedo entre las víctimas de delitos y los testigos inmigrantes. Por último, cualquier aplicación de la ley de inmigración debe de identificar y proveer apoyo real a los inmigrantes que pueden ser elegibles para ayuda humanitaria o la residencia permanente.

Deberíamos abolir ICE. Reemplazarlo con un sistema basado en los éxitos demostrados de la Ciudad de Nueva York para generar confianza entre las comunidades inmigrantes y mantener a los neoyorquinos a salvo no es una idea radical: es una solución sensata para acabar con los abusos, mantener unidas a las familias y ampliar la justicia para todos.

-Bitta Mostofi es la comisionada de Asuntos del Inmigrante  de la Alcaldía de NYC