Con arte motivan a estudiantes neoyorquinos a ser más activos

Once escuelas públicas participan este año en un programa que beneficiará a casi 7,000 estudiantes en los grados K-12

Niños juegan en el mural "Healthy Matching Game", pintado por Casita Maria en la escuela P.S. 55 Benjamin Franklin, en El Bronx.
Niños juegan en el mural "Healthy Matching Game", pintado por Casita Maria en la escuela P.S. 55 Benjamin Franklin, en El Bronx.
Foto: Cortesia

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH) anunció este lunes la culminación del proyecto ‘Active Design in Schools’ (Diseño Activo en las Escuelas) 2018, un programa que busca promover la actividad física entre los niños en edad escolar. Para este año, el programa creó instalaciones artísticas interactivas en 11 escuelas públicas de toda la ciudad, lo que beneficiará a casi 7,000 estudiantes entre los grados K-12. Estos proyectos incluyen murales interiores y exteriores interactivos y espacios de juego.

El programa se basa en el hecho de que los niños y adolescentes de 6 a 16 años deben tener un mínimo de 60 minutos o más de actividad física por día. Esto es muy beneficioso para el desarrollo de los huesos y los músculos, para reducir el riesgo de obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas.

También los ayuda con su salud mental, por cuanto les proporciona beneficios emocionales que incluyen la reducción de la depresión y la ansiedad que pueden sufrir muchos estudiantes.

“El diseño activo en las escuelas hace que los niños se muevan, lo cual es importante para su salud física y mental”, dijo la comisionada interina de Salud, la doctora Oxiris Barbot.

Aunado a los beneficios para la salud, también se ha comprobado que el juego o cualquier actividad física espontánea tienen muchos beneficios para los niños en su desarrollo académico, porque los ayuda a mejorar su atención, concentración competencia y motivación dentro del aula.

“Cuando nuestros niños son activos y establecen hábitos saludables, se convierten en mejores estudiantes y tienen éxito tanto dentro como fuera del salón de clases”, dijo el canciller de Educación, Richard A. Carranza.

Mural interactivo “Wall Games”, pintado por ArtBridge en la escuela P.S. 13 Clemente Moore, en Queens.

Para la creación de los murales y otras instalaciones artísticas, que fueron financiados en su mayor parte por el DOHMH, se contó con la colaboración de organizaciones locales de arte como el ArtBridge en Queens; Casita Maria en El Bronx; Creative Art Works en Brooklyn; Groundswell en Staten Island; y el Museo de Arte Infantil y Storytelling Sugar Hill en Manhattan. Todas esas instituciones trabajaron estrechamente con los estudiantes para diseñar e instalar los proyectos.

Las escuelas participantes en el proyecto fueron seleccionadas de acuerdo a las necesidades que tenían, su dedicación para mejorar la equidad en la salud y el interés en promover la actividad física.

Desde 2015, el programa Active Design in Schools ha financiado mejoras en 83 escuelas públicas de grados K-12, llegando a más de 40,000 estudiantes.

Cualquier escuela pública puede presentar una solicitud ahora para ser considerada para el programa del próximo año.

Para más información visitar nyc.gov/health y haga la búqueda de “Active Design” o envíe un correo electrónico a activedesign@health.nyc.gov.