Mexicanos, aún dolidos e indignados a un año del sismo

Numerosos desastres que cobraron vidas durante el terremoto de 2017 podían evitarse
Mexicanos, aún dolidos e indignados a un año del sismo
El año pasado, un terremoto dejó más de 360 ​​muertos en México.
Foto: ALFREDO ESTRELLA / AFP / Getty Images

MÉXICO  Los mexicanos no saben si es más grande su dolor o su enojo. A un año del sismo en la Ciudad de México y varios estados del centro y sur del país que dejó 228 muertos, 169,000 viviendas afectadas, 38 edificios colapsados y 204 carpetas de investigación, diversos reportes revelan que muchos de esos fallecimientos, construcciones derrumbadas y otras desgracias, no debieron ocurrir.

Sucedieron por corrupción y negligencia de autoridades, supervisores, arrendatarios y diversos estratos de una sociedad que, al mismo tiempo que se reconstruye, reclama justicia y poco a poco pone rostro, nombre y apellido a víctimas y victimarios.

“En el siguiente terremoto estaremos condenados a que se repita la historia sino se termina con esta cadena de impunidades”, advirtió Salvador Camarena, quien fue coordinador de una investigación de la organización civil Mexicanos contra la Corrupción con 28 casos donde las pruebas remiten a ambiciones desmedidas.

El caso más emblemático por los 49 decesos fue el de Álvaro Obregón 286, en la capital mexicana, porque a pesar de las recomendaciones previas de que no debería rentarse por daños estructurales, el edificio se alquiló hasta para oficinas. Pero pudo ser peor, mucho peor, según advirtió Rafael Forsbach, un estructuralista que desde el 2012 puso en la mira otro inmueble.

El edificio de ocho pisos de Alvaro Obregón 286.
El edificio de ocho pisos de Alvaro Obregón 286. Getty Images

En la calle de Xocongo 225, en la colonia Tránsito, el arquitecto había observado que las varillas de las columnas en el nudo de la unión de las trabes carecían de estribos. Aún así, el gobierno de la Ciudad de México permitió que trabajaran ahí hasta el 19 de septiembre de 2017 alrededor de 1,500 personas para la Secretaría de Salud que sobrevivieron de milagro: la mole quedó en ruinas.

No tuvieron la misma suerte 19 niños y siete adultos que murieron aplastados en el Colegio Repsamen, al sur de la CDMX, cuyos dueños utilizaron documentos falsos para obtener permisos y construyeron sin autorización para expandir el negocio. Tampoco se salvaron 147 moradores de tres edificios que supervisó un mismo arquitecto entre los años 1978 y 1982, según Mexicanos contra la Corrupción.

Max Tenembum Rosenfield, un veterano de la construcción que dio el visto bueno a Amsterdam 25, Edimburgo 4 y Tehuantepec 12. En este último murieron 120 en 1985 también un 19 de septiembre 32  años antes de que se cayeran los otros con  siete  y 10 víctimas morales.

El ingeniero estructuralista Raúl Perez, quien organizó una investigación del edificio de Amsterdam donde murió su esposa, una hija y dos nietos, descubrió que Tenembaum había utilizado poco acero en las columnas e incumplió con 43 de las 45 normas del reglamento de construcción de la época y, sin embargo,  aún supervisa inmuebles en la capital.

En otras entidades afectadas como Oaxaca, Puebla, Hidalgo, Morelos y el Estado de México, organizaciones de la sociedad civil como Infrarural señalan que el principal problema ha sido que el reparto de algunas ayudas porque o fueron condicionadas al voto o no se entregaron o funcionarios venían acompañados de representantes de empresas que querían venderles sus servicios.

La consecuencia de estas prácticas es que en  pueblos  como Alpanocan, Hueyapan, Huizachol y Miguel Hidalgo, en Puebla e Hidalgo, aún faltan por reconstruirse 300 viviendas, razón por la cual,  los damnificados aún viven en casas de campaña, lona o cartón.

“En las zonas rurales no hay claridad en cuanto al ejercicio de recursos económicos ni un censo real”, dijo Walter Angel, activista de la ONG.

Los gobiernos de la CDMX y Federal, por el contrario, dicen tener un registro puntual de las acciones de reconstrucción, excepto porque omite un dato esencial: las sentencias judiciales por actos que  llevaron a la tumba a cientos de mexicanos. O sea que, al menos oficialmente, hay cero culpables.

LA RECONSTRUCCION

  • Estados afectados: Chiapas, Guerrero, México, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz, y la Ciudad de México.
  • 166,000 apoyos para viviendas damnificadas en zonas marginadas.
  • 142,000 estudiantes afectados continúan en aulas temporales y 87,000 en sedes alternas. 13 millones ya se reincorporaron.
  • 10 hospitales aún reportan afectaciones parciales de los 949 unidades de salud dañads
  • 41 zonas arqueológicas y 500 monumentos artísticos e históricos en proceso.
  • Faltan 3,000 de las 169,000 viviendas afectadas.
  • Apoyo temporal para más de 23,000 personas.

Fuente: Gobierno Federal

LA CDMX

  • Retiro de 501 mil 408 toneladas de cascajo.
  • De los 1,180 que se tienen proyectados, ha demolido 1,034 por daños estructurales
  • En proceso de atención 1,900 edificaciones educativas, nueve reconstruccines totales y el resto con daños leves o moderados.

Fuente: Gobierno de la CDMX

CONMEMORACION

Este año habrá dos conmemoraciones: por los 33 años de los sismos de 1985, como cada año, a las 7:19 horas se izará la bandera a media asta en el Zócalo de la Ciudad de México. Posteriormente habrá un simulacro poco después de las 13:00 horas.