Empleado de Dunkin Donuts le echa jarra de agua a desamparado por dormir en el lugar

La acción ha generado protestas y hasta una cuenta a favor de la víctima en GoFundMe

Un hombre que aparenta ser desamparado fue empapado con agua por un empleado de un Dunkin Donuts al norte de Nueva York por dormir en el establecimiento.

Imágenes del ataque circulan desde este domingo en redes sociales.

El video de 36 segundos compartido en principio en Facebook muestra el momento en que el trabajador le tira agua de una jarra mientras el sujeto duerme con su rostro bocabajo en una mesa.

El obrero habría tomado la acción luego de que, supuestamente, le pidiera en repetidas ocasiones al hombre que no durmiera en el establecimiento, localizado en Syracuse.

“¿Vas a dormir?”, le cuestiona el empleado luego de emprenderla contra el individuo.

“¿Cuántas veces te tengo que decir que dejes de dormir aquí, mi nig**? Estás aquí todo el día, llevas demasiado tiempo. ¿Cuántas veces los clientes y la gente te tiene que pedir que dejes de dormir aquí?”, expresa el empleado.

“Sabes que no estoy jugando contigo. Y no voy a llamar a los policías como dije. Te vas a ir de aquí”, continúa el iracundo.

Luego de lanzarle el agua, tanto el trabajador que aparece en el video como otro se les escucha riendo.

Al verse mojado, el hombre se levanta y trata de recoger sus pertenencias, entre las que destaca un celular.

En declaraciones al New York Post, la dueña de la franquicia dijo que estaba “extremadamente preocupada” por lo que vio en el video y que los empleados fueron suspendidos.

“No solo viola nuestras políticas escritas, sino que va en contra de nuestros valores fundamentales como organización, que incluyen crear un ambiente hospitalario y tratar a todo el mundo con dignidad y respeto”, dijo Kimberly Wolak.

La víctima en el video fue identificado como Jeremy Youngs. Una cuenta en GoFundMe a su beneficio sobrepasa este martes los $8,500 dólares.

Por otro lado, activistas de organizaciones como Black Lives Matter han realizado protestas en el exterior del lugar y hasta han pedido su cierre.