La MS-13 aterroriza a los millonarios de los Hamptons

Los residentes han tomado medidas extremas para protegerse de la violenta pandilla

El promedio de edad de miembros de MS-13 no supera los 20 años
El promedio de edad de miembros de MS-13 no supera los 20 años
Foto: Getty Images

Los multimillonarios de los Hamptons están aterrorizados por la presencia de miembros de la banda MS-13, la más sangrienta de los Estados Unidos y con alto nivel de operación en Long Island, Nueva York.

Esto ha llevado a que los residentes de la exclusiva área -donde imperan lujosas mansiones rodeados de zona boscosa y algunas con playas privadas- implementen extremas medidas de seguridad con armamentos y cuartos de pánico, publicó el New York Post.

Algunos residentes afirman que incluso duermen con el arma a un lado o bajo la almohada.

“Duermo con un arma debajo de mi almohada”, dijo John Catsimatidis, propietario de Red Apple Group y Gristedes Foods, que tiene una propiedad de vacaciones en East Quogue.

Los multimillonarios están preocupados del aumento de la presencia de la MS-13, luego de que en abril, miembros de la pandilla masacraron a cuatro jóvenes detrás de un campo de fútbol en Central Islip.

Tres meses más tarde se encontró que un burdel de Hampton Bays allanado por la policía, marcado con un mensaje de la MS-13.

En 2016, un hombre con conexiones MS-13 irrumpió en una casa de Southampton y agredió sexualmente a una mujer.

El año pasado, el jefe de la Policía de Southampton, Steven Skrynecki, expresó públicamente su preocupación de que el grupo criminal pudiera extenderse más, lo que obligó a desplegar policías equipados con equipos antiterroristas, incluidas armas automáticas.

Aunque las autoridades indican que la pandilla opera más hacia Long Island, cerca de Queens, en los condados de Nassau y Suffolk, los millonarios no se fían.

“¿Qué es una hora en coche? Están cerca”, dijo una residente que omitió su nombre.

El temor ha sido tal, que el reforzamiento de ventanas y puertas ha aumentado, según constataron negocios, como el de Gary Blum, presidente de Armored Entry, una compañía que instala ventanas y puertas a prueba de balas, reportó el Post.

Las autoridades federales, incluido Inmigración y Control de Aduanas (ICE) mantienen una vigilancia permanente en Long Island, donde han realizado el operativo “Matador”, que ha permitido la detención de decenas de sospechosos de pertenecer al grupo criminal, pero también ha derivado en la captura de inmigrantes indocumentados sin récord delicuencial.