Demandan a casero por dejar sin gas casi un año a inquilinos en El Bronx

Los dueños tienen 249 violaciones abiertas, incluyendo 72 por condiciones peligrosas “inmediatas”

“Ya no tengo dinero para ordenar comida para mi bebé y el resto de la familia desde que no podemos cocinar en el apartamento”. Esa es la situación desesperada que vive Jessenia Taberas, quien al igual que otros 21 inquilinos del edificio 643 Southern Boulevard, en El Bronx, llevan desde octubre del 2017 sin gas en sus apartamentos. 

Es por ello que este martes los residentes recibieron la ayuda de Legal Aid Society para introducir una demanda contra el casero que los ha mantenido casi un año sin poder utilizar sus cocinas. Además, muchas de las viviendas presentan otros problemas como plomo en la pintura, que ha enfermado a varios niños. 

Los documentos de la demanda demuestran que el casero tienen 249 violaciones abiertas en el Departamento de Desarrollo y Preservación de Vivienda de la Ciudad (HPD), entre las que se incluyen 132 violaciones Clase B for condiciones peligrosas y 72 Clase C por condiciones peligrosas “inmediatas”.

“Este casero ha fracasado en cumplir con sus responsabilidades básicas de ser un casero, y los inquilinos han sufrido por mucho tiempo. Su conducta pareciera ser parte de un esfuerzo calculado para negarle los derechos de los residentes y forzarlos a dejar sus hogares”, indicó Benjamin Seibel, abogado de Legal Aid Society. 

Los demandados son los dueños Marquis Housing LLC, el encargado de la corporación Abraham Lazer Kviat, y el manager Sam Davidnt. 

El edificio completo, de 43 unidades, además de no contar con gas desde octubre del 2017, también presenta problemas como pintura con plomo, goteras, moho en las paredes, plaga de ratones y cucarachas, y otros problemas de seguridad. “Estoy muy preocupada por la pintura con plomo que fue encontrada en mi apartamento y el casero no lo ha arreglado”, dijo Taberas, hija de Modesta González, quien ha vivido en ese edificio por 15 años.

A pesar de otras demandas anteriores presentadas por el HPD y los residentes en los recientes años para forzar a los dueños del edificio, los trabajos de reparación no se han realizado. En este nuevo caso, los inquilinos están pidiendo que se nombre a un administrador independiente que se encarga del inmueble, cobre la renta, pida préstamos y complete la reparaciones necesarias. 

“La Corte de Vivienda puede proveer un remedio a esta situación al ordenar que el edificio sea puesto en las manos de un administrador capaz de usar el dinero de la renta de los inquilinos en devolverles el gas y hacer reparaciones”, indicó Russell Crane, otros de los abogados que presentó la demanda.