Aprende a guardar las verduras correctamente dentro del refrigerador

Aquí encontrarás unos tips que ayudarán a que estas se conserven durante más tiempo
Aprende a guardar las verduras correctamente dentro del refrigerador
Si dejas todo dentro de sus bolsas de plástico, cometes un grave error.
Foto: Pixabay

¿Adentro o afuera del refrigerador? Esa es siempre la pregunta que nos hacemos cuando llegamos de la verdulería. Como todos, es probable que compres las verduras, las dejes en la bolsa de plástico y las guardes en la nevera hasta que las uses. Si ese es el caso, entonces probablemente estás almacenando a la mayoría de ellos de manera incorrecta.

Cebollas

Tienes que mantener las cebollas en un lugar fresco y seco ya que absorben fácilmente la humedad, lo que las hace pudrirse. Según la National Onion Association, es mejor almacenarlas en una habitación fresca, seca, oscura y bien ventilada, como una despensa, un sótano, un sótano o un garaje.

Papas

Las papas nunca deben guardarse en la heladera o en plástico, mejor usa bolsas de papel al almacenar las papas. Las papas se guardan mejor en un lugar fresco, oscuro y seco, según The Little Potato Company.

Mantenlas en una despensa o bodega, ya que el aire frío en el refrigerador hace que los almidones se conviertan en azúcares, que pueden cambiar tanto el sabor como la textura.

Lechuga

Cuando la lechuga se expone a la humedad durante largos períodos de tiempo, las hojas se vuelven húmedas y viscosas. Para mantenerla fresca, primero asegúrate de que esté seca. Agarra un tupper y llénalo con servilletas, coloca la lechuga en una capa uniforme, cúbrela con más servilletas. Después tápala y ponla en la heladera..

Según The Juice Detective, esta es la mejor manera de mantener la lechuga fresca durante mucho tiempo.

Pepinos

Los pepinos no reaccionan bien a estar en un ambiente frío durante mucho tiempo, ya que hacen que se echen a perder más rápido. El sitio Epicurious recomienda lavarlos, secarlos bien (cualquier humedad puede hacer que se echen a perder rápidamente), luego envolverlos sin apretar en una toalla de papel o en un paño de cocina y ponerlos en una bolsa de plástico ventilada. Asegúrate de que no estén en la parte más fría de tu heladera.

Ajo

El ajo no se guarda en la heladera: prefiere los lugares frescos y sombreados. Para que te dure más, el ajo tiene que estar a temperatura ambiente en la mesa en un recipiente que esté bien ventilado. Un consejo: déjale la malla.

Coles de Bruselas

Las coles de Bruselas son mejores cuando se dejan en su tallo, pero de cualquier manera, The Kitchn recomienda dejar intactas todas sus hojas exteriores. Puedes guardarlas en la heladera en un bowl o en un recipiente de almacenamiento sin tapa. Si ves que las hojas externas se marchitan, el interior va a estar bien.

Espárragos

El almacenamiento de espárragos puede ser un poco difícil porque esta verdura en realidad necesita agua para mantenerse fresca. Recorta poco más de un centímetro al final de cada tallo, luego mete el racimo de pie en un recipiente con una pequeña cantidad de agua. Si quieres que duren unos días, cubrí la parte superior de los tallos con una bolsa de plástico.

Berenjenas

La berenjena es sensible a las temperaturas frías y es mejor mantenerla a temperatura ambiente, fuera de la heladera, para que dure más tiempo. The Kitchn recomienda que las guardes en un lugar fresco y seco, alejado de la luz solar directa. Puedes ponerlo en un recipiente ventilado, pero no la pongas en una bolsa de plástico.

Apio

El apio necesita un poco de hidratación para mantenerse fresco: cuando pierde agua, se vuelve flácido y se marchita. La mejor manera de almacenarlo es envolverlo en papel de aluminio. De acuerdo con Cook’s Illustrated, debe envolverse lo suficientemente apretado para que la humedad no se escape, pero no tanto como para que los bordes se cierren.

Remolacha

Las remolachas pueden durar hasta tres meses si las almacena correctamente. Extra Crispy recomienda que separa las hojas de remolacha de la remolacha en sí, ya que las hojas se ponen feas más rápido. Una vez que las verduras estén separadas, mételas en una bolsa de plástico, séllalas y ponlas en el cajón para verduras de la heladera.

Cebollín

De acuerdo con The Kitchn, el cebollín se puede guardar en la heladera, y la mejor manera de almacenarlas es colocarlas en un frasco lleno de agua y luego cubrir todo con una bolsa de plástico.

Albahaca

No dejes las hierbas frescas en la bolsa en la que llegaron. Serious Eats recomienda cortar las bases de los tallos y eliminar las hojas descoloridas o marchitas. Ponlas de pie en un frasco con agua, cubrí la parte superior del frasco con una bolsa de plástico, séllala con una banda de elástica y guárdalo en la heladera.