¿Quieres un rostro radiante? El fotorejuvenecimiento de luz pulsada podría ser ideal para ti

Apegarse a nuevos métodos para cuidar tu rostro, nunca está demás

¿Quieres un rostro radiante? El fotorejuvenecimiento de luz pulsada podría ser ideal para ti
Foto: shutterstock

El fotorejuvenecimiento de luz pulsada es una técnica que se aplica para eliminar del cutis del rostro, las arrugas, las ojeras o las manchas provocadas por el sol.

Su aplicación es con un dispositivo con luz similar a la de un láser, pero mucho más moderno y sensible para ayudar en la cicatrización y rejuvenecimiento de la piel.

Al aplicar este método, debes asumir la responsabilidad de hacerlo con el respectivo profesional del área que esté capacitado para regular la cantidad de sesiones que amerite cada persona.

Sus efectos no son nada más encantadores a la vista, sino que también al interior fortaleciendo y promoviendo la estimulación de colágeno para la piel.

Con sesiones promedio de 30 minutos hasta 1 hora de duración, y según la cantidad de sesiones que el profesional estipule, los cambios se apreciarán a las horas posteriores al procedimiento o en máximo 2 semanas posterior al tratamiento.

Su avanzada tecnología permite que este procedimiento goce de instrumentos con la capacidad de adaptarse y someterse a los parámetros particulares de cada piel de la persona a tratar.

Foto: Shutterstock

Es por ello que reiteramos nuestro consejo a que el sometimiento a esta aplicación sea bajo la atención de un profesional.

Después de cada sesión deberás seguir, por norma y por salud, las indicaciones que te dicten para mantener el cuidado sin abandonar tu rutina.

Demás está recordarte que como todo tratamiento por el cuidado para la piel, debes evitar la exposición al sol durante largos períodos de tiempo.

Aplicar cremas hidratantes que favorezcan a la piel y con protección a los rayos UV es tu mejor herramienta para preservar los beneficios del fotorejuvenecimiento de luz pulsada.

Como todo tratamiento estético, no es recomendable en su totalidad aplicar a todas las personas.

Aquellas personas que están embarazadas, aquellos que ya poseen tratamientos dermatológicos y personas con afecciones más fuertes como el cáncer de piel deben abstenerse o consultar a su médico de confianza la viabilidad de este tratamiento estético.