Emma Coronel, esposa de “El Chapo”, se va de fiesta en ajustados jeans

Circulan imágenes de la mexicana en un antro a poco de que inicie el juicio contra su marido en Nueva York por narcotráfico
Emma Coronel, esposa de “El Chapo”, se va de fiesta en ajustados jeans
La carrillera de Coronel simula a las que usaban las “Adelitas” en tiempos de la Revolución Mexicana.
Foto: (Instagram)

Emma Coronel, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, se la está pasando muy bien, a juzgar por fotos y videos que circulan en redes desde este fin de semana.

A poco de que inicie el juicio contra el presunto exlíder del cartel de Sinaloa en un tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York, Coronel aparece festejando con amigas.

View this post on Instagram

💃🏻

A post shared by Emma Coronel Aispuro (@emmacoronela) on

El contenido que circula en el ciberespacio muestra a la mexicana con un ajustado conjunto de vestir y bailando en un antro con amigas.

En la cuenta de Instagram @emmacoronela fue publicada una imagen en la que la coronada “Reina del Café y la Guayaba” aparece posando con un ajustado jean y una blusa que simula ser una carrillera y que le deja ver su ombligo.

La carrillera simula a las que usaban las “Adelitas” en tiempos de la Revolución Mexicana para llevar las municiones colgadas al pecho.

Un video parece confirmar la salida. En el clip (compartido en principio en Instagram Stories), Coronel –que aparece con el mismo conjunto de ropa– se le ve bailando la canción “Yo quiero bailar” de Los Negros Fumancheros sin que falte el trago y las amigas.

Aunque Coronel ha negado que actualice redes sociales, ésa no fue la única imagen publicada en Instagram en los últimos días. En otra, aparece caminando con las gemelas que procreó con “El Chapo”.

El próximo 5 de noviembre empieza el juicio contra Guzmán Loera.

Esta semana, la representación legal del sinaloense informó que el Gobierno de Estados Unidos solicitó desestimar varios cargos que pesaban contra su cliente por falta de evidencia y para acelerar el juicio en su contra.

La fiscalía no tiene evidencia para sostener las acusaciones de distribución de seis cantidades distintas de cocaína en Estados Unidos, algunas de más de 2,204 libras, en distintas fechas.